martes 20/10/20

Urbanismo propone que no se revise la compra de un piso del afín a la Marea

El Gobierno local remitirá al Consello Consultivo los expedientes íntegros del proceso de adquisición de vivienda municipal de los dos pisos comprados al afín a la Marea.

El piso ubicado en la calle de Santander es el que la Marea entiende que no incurre en ninguna nulidad | quintana
El piso ubicado en la calle de Santander es el que la Marea entiende que no incurre en ninguna nulidad | quintana

El Gobierno local remitirá al Consello Consultivo los expedientes íntegros del proceso de adquisición de vivienda municipal de los dos pisos comprados al afín a la Marea. Mientras que para el inmueble ubicado en la calle de Joaquín Martín Martínez se propone un informe favorable a su revisión, en el caso del situado en la calle de Santander sucede lo contrario.
Estas son las principales conclusiones de las propuestas que aprobará hoy la junta de gobierno local en base a los pasos previos del proceso, el último de ellos los informes respectivos elaborados por la jefa del área de Rehabilitación y Vivienda.
En los informes de ambos pisos esta área estimó las alegaciones presentadas por el vendedor de las propiedades. Así, en el de la calle de Santander se explica que el incumplimiento que se había detectado con anterioridad y que hace referencia a contar con dos huecos a la vía pública en las estancias principales no es suficiente para incurrir en una causa de nulidad.

Desechadas
Por su parte, las formaciones de la oposición habían aprobado en la Comisión de Transparencia unas alegaciones que en el caso de este inmueble respondían a cinco irregularidades. Entre estas se encuentra la relativa a los huecos a la vía pública y otras como que el piso no cuenta con la superficie útil mínima que se exigía en las bases, algo que también sucedía con la otra propiedad.
En el informe se detalla que ninguna de ellas constituye un vicio de nulidad y además se expresan las “dúbidas” de que el Partido Popular, el Partido Socialista y el Bloque Nacionalista Galego sean parte interesada en el proceso a pesar de que la junta de gobierno local les concedió audiencia para que pudieran exponer sus alegaciones.
De hecho, hasta el propio vendedor hace referencia en sus alegaciones a los aspectos esgrimidos por la oposición y cuestiona que puedan ser parte interesada en el procedimiento.
Mientras tanto, en el caso de la propiedad ubicada en la calle de Joaquín Martín Martínez y que fue adquirido como vivienda a pesar de que figuraba como local comercial, se propone enviarlo al Consello Consultivo para su dictamen con base en que así se pronunció la asesoría jurídica municipal en su informe del pasado mes de abril.
El posible motivo de nulidad es que el piso no cumple con el requisito de altura mínima para ser convertido en vivienda, algo que no se comparte desde el servicio de Rehabilitación y Vivienda. Desde este se asegura que no se incurre en ninguna causa de nulidad.
En el caso de este piso también se concluye que las alegaciones de la oposición no desvirtúan las el informe de la asesoría jurídica, por lo que vuelven a ser desestimadas. En el caso de este inmueble los tres grupos de la oposición habían identificado hasta una docena de “irregularidades”.

La Barrera
En la junta de gobierno local que se celebrará esta mañana se aprobará remitir al Consello Consultivo los expedientes íntegros de estos dos inmuebles, pero no se hace referencia a otro de los seis que fueron adquiridos dentro del programa.
Este tercero está ubicado en la calle de la Barrera y fue la propia asesoría jurídica municipal la que propuso efectuar una revisión de oficio, pero ahora no se hace mención a si será elevado al Consello Consultivo o no y no figura entre los asuntos que se presentarán en la junta de gobierno.
El motivo señalado es que el inmueble fue sometido a la Inspección Técnica de Edificios, un requisito que figuraba en las bases del programa, pero con un dictamen desfavorable.
Las supuestas irregularidades en el programa de compra de viviendas es uno de los temas que más ha afectado al Gobierno municipal durante los últimos meses. El caso estalló a principios de año y todavía está pendiente de resolución y con fuertes críticas desde la oposición.

Comentarios