jueves 19.09.2019

Rey se convierte en la primera mujer en levantar el bastón de mando en la ciudad

La socialista contó con los apoyos de Marea Atlántica y BNG y abogó por que este mandato sea 
el de los acuerdos

Los veintisiete concejales de la nueva corporación quisieron posar juntos para la foto de familia tras la sesión de investidura | quintana
Los veintisiete concejales de la nueva corporación quisieron posar juntos para la foto de familia tras la sesión de investidura | quintana

No hubo sorpresas. La nueva corporación municipal coruñesa eligió ayer por mayoría a la socialista Inés Rey como la nueva alcaldesa de la ciudad, convirtiéndose así en la primera mujer en ostentar este cardo de la época democrática. La nueva regidora obtuvo el apoyo de sus otro ocho concejales, junto con los seis de la Marea Atlántica y los dos del BNG, formaciones que ya habían adelantado hace días su intención de apoyar la investidura de la candidata del PSOE.

En una sesión fijada para las seis de la tarde debido a la celebración de cuatro bodas por la mañana, los 27 concejales electos fueron ocupando sus asientos en el pleno con puntualidad, siendo la constitución de la mesa de edad con Esther Fontán (PSOE) y Silvia Cameán (Marea Atlántica) el primero de los puntos que se llevó a cabo, antes de la promesa o juramento de los cargos. 

Del total de la corporación, fueron once los ediles que optaron por jurar su cargo, diez lo prometieron –entre ellos, los dos concejales del BNG, apelando a ser los representantes “dos bos e xenerosos e defender os intereses da Coruña”– y seis –los de la Marea– apelaron al imperativo legal.

Con el pleno constituido, el candidato de los nacionalistas, Francisco Jorquera y la de Marea Atlántica, María García –Xulio Ferreiro renunció a su acta de concejal, aunque ayer sí quiso asistir a la sesión y se situó entre el público– renunciaron a ser alcaldes y, tal y como indicó el secretario municipal, se procedió a la votación a mano alzada, debido a un acuerdo previo para no dilatar en el tiempo el acto.

Tanto los nueve concejales del PSOE como los seis de la Marea y los dos del BNG hicieron alcaldesa a Inés Rey –la mayoría está en catorce ediles–, mientras que los nueve del PP votaron a su candidata, Beatriz Mato, y la de Ciudadanos, Mónica Martínez, se votó a sí misma –se trata de la primera vez que este partido obtiene representación en María Pita–.

Comenzar con humildad 
Tras la emocionada proclamación como regidora, por parte de su compañera de filas Esther Fontán, Rey recibió el bastón de mando y se acercó corriendo a besar y abrazar a su familia que se encontraba en el público.

En su discurso como ya alcaldesa de A Coruña, la socialista hizo referencia al hecho de que hayan tenido que pasar 40 años para que “sexa unha muller, unha coruñesa que nin sequera tiña nacido daquela, quen teña a honra de recibir da man da súa veciñanza o máis relevante cargo político que existe e existirá”, destacó.

Inés Rey señaló, al mismo tiempo, que su deseo es ser la regidora de todos “e xusto por iso só podo comezar con humildade e agradecemento”, destacó, haciendo referencia a que, desde ya, es la alcaldesa de los casi 250.000 coruñeses.

Durante quince minutos y a través de un texto manuscrito, la recién elegida alcaldesa fue enlazando partes en castellano con otras en gallego para, apelando siempre al diálogo y al consenso, como ya vino haciendo tanto en campaña como después de las elecciones municipales del 26M. “Quiero y trabajaré para que este mandato municipal sea el de la amabilidad, el de los acuerdos. Nos lo demanda la ciudadanía y nos debemos solo a ella”, indicó.

Aunque reiteró en varias ocasiones ser “la alcaldesa de todos”, Rey no quiso dejar pasar la ocasión para mostrar su orgullo por el partido al que pertenece, una formación con “140 anos de traxectoria que sempre estivo na primeira liña das conquistas sociais máis importantes da nosa historia”, aseguró, poniendo como ejemplo de triunfos locales –“tanto en gobernos en solitario como en coalición”– la red de bibliotecas, el Paseo Marítimo o los museos científicos.

Inés Rey quiso agradecer también la presencia de los anteriores alcaldes democráticos en el salón de sesiones de María Pita –Francisco Vázquez, Javier Losada, Carlos Negreira y Xulio Ferreiro–, indicando que “todos eles, cada un desde a súa posición, intentaron facer o que consideraron mellor para a cidade; agradézollo”.

Uno de los momentos más emotivos fue cuando la alcaldesa se refirió a sus padres, “a quienes agradezco que me hayan educado en los valores que hoy defenderé” y, sobre todo, a sus abuelos, “a quienes nada haría más felices que ver a su nieta portando el bastón de mando de su ciudad”, destacó con voz temblorosa.

El acto, por petición expresa de Inés Rey, culminó con la interpretación del Himno Galego por parte de los niños integrantes del Coro Cantabile.

Comentarios