sábado 26/9/20

Remolcan un mercante portugués al puerto por un fallo en el motor

El Ideal Gallego-2011-11-17-007-ad6839bd

 c.r. > a coruña
  Remolcadores de Salvamento Marítimo tuvieron que asistir ayer a un mercante que sufrió una avería en la maquinaria y estaba a la deriva. En ningún momento el barco o sus seis tripulantes sufrieron riesgo alguno, según informan desde el servicio de emergencias, pero el remolcador “Ibaizábal II” tuvo que acudir en su ayuda y arrastrarlo hasta A Coruña, en una travesía que se alargó más de trece horas.
El barco avisó en torno a las nueve de la mañana del martes del fallo mecánico, pero sus tripulantes intentaron arreglarlo por ellos mismos a bordo.

El Ideal Gallego-2011-11-17-007-ad6839bd

 c.r. > a coruña
  Remolcadores de Salvamento Marítimo tuvieron que asistir ayer a un mercante que sufrió una avería en la maquinaria y estaba a la deriva. En ningún momento el barco o sus seis tripulantes sufrieron riesgo alguno, según informan desde el servicio de emergencias, pero el remolcador “Ibaizábal II” tuvo que acudir en su ayuda y arrastrarlo hasta A Coruña, en una travesía que se alargó más de trece horas.
El barco avisó en torno a las nueve de la mañana del martes del fallo mecánico, pero sus tripulantes intentaron arreglarlo por ellos mismos a bordo. Al resultar imposible reclamaron los servicios de un remolcador, que llegó junto al buque a las tres y media de la mañana. Salvamento Marítimo explica que el mercante se encontraba a casi 39 millas de cabo Vilán, de ahí que fuese la torre de control de Finisterre la que gestionó la operación hasta llegar a la bahía coruñesa.

Operación > El “Ibaizábal II” logró llegar junto a la nave a las tres y media de la madrugada, pasó toda la noche y la mañana de ayer navegando rumbo a la ciudad y una vez a la altura de la Torre de Hércules también los remolcadores “Ibaizábal IX” y el “Sertosa XXVIII” acudieron en su ayuda para maniobrar en el interior de la bahía hasta llegar al muelle de San Diego, en donde permanece atracado.
El mercante de bandera portuguesa lleva el nombre de “Leiria”, mide unos 87 metros de eslora –largo– y transporta mercancía general. Cuando sufrió el fallo iba rumbo a Lisboa procedente del puerto de Portsmouth, en el sudeste de Inglaterra. Por el momento, se desconoce el tiempo que deberá permanecer en A Coruña, hasta que logre resolver la avería.
En cuanto a la tripulación, la componen seis personas, dos de nacionalidad caboverdiana, dos portugueses y el último procedente de Rusia.

Comentarios