sábado 24/10/20

La plantilla de Alu Ibérica da por acabado el plazo a Industria y corta Baños de Arteixo

Los trabajadores no confían en los planes del Grupo Riesgo y piden una auditoría y una intervención
el ideal gallego-2020-09-18-015-9d7471e6
Los trabajadores cortaron dos carriles de la carretera de Baños de Arteixo en dirección salida | pedro puig

Los trabajadores de Alu Ibérica (la antigua Alcoa) volvieron ayer a las movilizaciones cortando la carretera de Baños de Arteixo delante de la fábrica de aluminios. El presidente del comité, Juan Carlos Corbacho, denunció la inacción del Gobierno. “Demos un impás de tempo que nos pediu Industria e nós demandamos xa que de oficio entren nas plantas e as interveñan. Hai que abrir unha auditoría e determinar que pasou”.

El plazo concedido a Industria tenía como objetivo que los representantes del Gobierno analizaran los detalles de la venta de la planta efectuada por el fondo suizo de inversión Parter capital al Grupo Riesgo, actual propietario mayoritario. Una venta que, según los trabajadores, se había prometido que no se realizaría cuando Parter compró las instalaciones a Alcoa.

El Ministerio de Industria debió emplear este tiempo para evaluar la documentación que  requirió a las empresas para determinar el grado de cumplimiento del plan industrial: “Para nós xa pasou tempo dabondo. Cremos que a Administración ten probas dos incumplimentos e ilegalidades que hai en todo este proceso”.

“Mentira maiúscula”

Para Corbacho, no cabe duda de que todo este proceso es oscuro: “É todo unha mentira maiúscula o que está pasando aquí. Enterámonos de certas inversións pola prensa, pero non é verdade”. Según la plantilla, un informe de Inspección de Traballo demuestra que prácticamente la totalidad de la plantilla está sin ocupación efectiva de sus puestos de trabajo y que la planta de aluminio produce actualmente mentos de un 10% de este metal respecto a su capacidad máxima.  

Hay que tener en cuenta que, a día de hoy, todavía no existe el estatuto del consumidor electrointensivo, esa figura legal que pretendía sacar adelante el Gobierno central para reducir el precio de la electricidad, principal coste en la producción de aluminio. Pero Corbacho alega que los costes actuales permiten la producción, si el Grupo Riesgo tuviera intención de hacerlo. “Poderían arrancar os grupos de electrolisis (las cubas donde se produce el metal) cos prezos que acordaran co acordo ministerial e non o están facendo”, dice.

Apertura de expediente

No es la primera vez que Corbacho critica al Grupo Riesgo y ayer mismo le notificaron la apertura de un expediente por sus declaraciones, por recriminar a un miembro de la directiva por sus antecedentes policiales. Para él, todo lo que dice la empresa son mentiras: “Vamos a reclamar que os saquen de aquí”.   

El portavoz sindical ni siquiera se cree el anuncio del contrato de 9,7 millones de euros con Hycast, para implantar una tecnología de fundición  de “aluminio verde”, material que minimiza la emisión de dióxido y potencia la economía circular. “Non cremos nada”, sentenció. El corte, que duró casi media hora, solo es el principio.

Comentarios