lunes 21.10.2019

La ola de robos a locales de hostelería continuó con tres asaltos más durante el fin de semana

La ola de robos que asola los negocios de hostelería de la ciudad ha continuado con tres locales asaltados el fin de semana. Uno de ellos, la churrería Núñez, en la Primera Fase de Elviña

La ola de robos que asola los negocios de hostelería de la ciudad ha continuado con tres locales asaltados el fin de semana. Uno de ellos, la churrería Núñez, en la Primera Fase de Elviña, lo fue durante la madrugada del domingo al lunes. Su dueño, Óscar Núñez, expresó su indignación por el que es ya el tercer robo en cerca de dos meses. “No hay Policía Nacional por ninguna parte. Tienen que reforzar el número de efectivos”.


El modus operandi fue idéntico al de otras ocasiones: rápidamente consiguieron forzar la entrada y reventaron la máquina tragaperras, se hicieron con el contenido y se dieron a la fuga. “La Policía no les atrapó por treinta segundos”, se lamentó el hostelero. Pero el problema es que la calle donde se encuentra, muy cercana a la fuente de Las Pajaritas, es un lugar ideal para los ladrones que pueden actuar y darse a la fuga en coche rápidamente
“Nos estaban vigilando”, asegura Núñez. Llevaba un mes sin instalar la máquina tragaperras y cuatro días después de recibir el nuevo aparato, este fue desvalijado. En las imágenes que captó la cámara de seguridad de su establecimiento se puede observar la celeridad con al que actuaron dos encapuchados: unos rápidos golpes de martillo les permitieron reventar la máquina y hacerse con el dinero. El proceso entero dura apenas un minuto.

A la una y media
Su negocio recibió al día siguiente la visitas de los inspectores de la Policía Científica, que trataron de recoger pistas del lugar de los hechos. “Esta vez, nos mantuvieron en pie toda la noche, porque actuaron a la una y media de la madrugada. Normalmente lo hacen más tarde”, señaló el afectado. Pero no es solo la falta de sueño lo que afecta a Núñez, que considera que no se están poniendo los medios para frenar una ola de robos que afecta seriamente al sector de la hostelería desde hace meses, puesto que comenzó el año pasado.

“No es solo aquí, también se da en otros municipios, como Oleiros. Hay más de cien casos en los últimos meses”, asegura. Sin embargo, en A Coruña, la zona de Las Pajaritas parece haber sido escogida como blanco preferente por las bandas de ladrones, porque la Policía Nacional parece convencida de que hay más de un grupo actuando al mismo tiempo. Es la única forma de explicar que se sucedan tantos robos.
“Lo que no puede ser es que haya cuatro patrullas para una ciudad del tamaño de A Coruña”, insiste el afectado. En los últimos años, los recortes de plantilla han afectado seriamente el número de patrullas disponibles en la ciudad, que han ido reduciéndose paulatinamente, sobre todo los fines de semana o durante los períodos vacacionales.

Comentarios