martes 27/10/20

María Pita acoge otra protesta en contra de la independencia catalana

De un tiempo a esta parte, el centro de la ciudad ha sido el escenario de varias manifestaciones sobre el proceso independentista catalán. Protestas a favor de un bando u otro se han sucedido y ayer le tocó el turno a los que están a favor de que Cataluña permanezca dentro de España.

Las enseñas nacionales ondearon junto aon algunas gallegas en María PIta | javier alborés
Las enseñas nacionales ondearon junto aon algunas gallegas en María PIta | javier alborés

De un tiempo a esta parte, el centro de la ciudad ha sido el escenario de varias manifestaciones sobre el proceso independentista catalán. Protestas a favor de un bando u otro se han sucedido y ayer le tocó el turno a los que están a favor de que Cataluña permanezca dentro de España. Casi doscientas personas se congregaron con un fuerte despliegue para apoyar a los cientos de miles que se manifestaron en Barcelona en contra del proceso separatista.


La concurrencia, entre la que se encontraba gran parte de PP coruñés: muchos de los concejales, incluida la portavoz, Rosa Gallego; la conselleira de Medio Ambiente e Ordenación do Territorio, Beatriz Mato, y presidente provincial del PP, Diego Calvo, que señaló la gravedad de la situación: “Creo que es bueno que la gente exprese sus opiniones en la calle. Lo que queremos es que se vuelva a la legalidad, que den un paso atrás. A partir de ahí, buscaremos juntos una solución”.


Durante la concentración, que duró cerca de una hora, se respiró un ambiente cordial, con la multitud coreando lemas como “¡España, unida, jamás será vencida! ¡Viva España, Visca Cataluña”, entre otros.
“¡Puigdemont, al talego!”


También hubo quien reivindicó actuaciones más concretas “¡Puigdemont, al talego!”, clamaba un octogenario, mientras agitaba con una mano la bandera y con otra su bastó. Pero en la mayor parte de los presentes parecía cundir la idea del apoyo a los residentes en Cataluña que están en contra del proceso de independencia. “Estoy aquí apoyando a unos amigos catalanes a los que no les dejan hablar porque no son independentistas”, aseguraba una señora.


A diferencia de en otras protestas, como la que había tenido lugar la semana pasada en el Obelisco, en la de ayer se habían dado cita gente de todas las edades, incluidos jóvenes envueltos en la bandera nacional que aseguraban sentirse preocupados por cómo había evolucionado al situación en las últimas semanas. “Estamos aquí para defender la unidad nacional”, explicó uno de ellos.


Sin embargo, la mayoría no creía que la separación de Cataluña fuera una realidad. Parecían creer más bien que simplemente se está pasando por un momento difícil. “No se va a solucionar en mis años”, opina un veinteañero. Por su parte, Calvo consideró que el acto de ayer prueba que “todo el mundo es consciente de lo que está sucediendo en Barcelona nos afecta a todos y creo que eso es bueno”

Comentarios