lunes 3/8/20

La Guardia Civil acaba con el furtivismo en punta Langosteira

El espigón de punta Langosteira, conocido por su riqueza marisquera, es objetivo preferente de los furtivos, que se acercan allí en lancha. Sin embargo, desde la actuación que la Guardia Civil .

El espigón exterior de Punta Langosteira mide 4,5 kilómetros de largo
El espigón exterior de Punta Langosteira mide 4,5 kilómetros de largo

El espigón de punta Langosteira, conocido por su riqueza marisquera, es objetivo preferente de los furtivos, que se acercan allí en lancha. Sin embargo, desde la actuación que la Guardia Civil llevó a cabo a principios de noviembre, la actividad furtiva ha desaparecido por completo. Fue el Servicio Marítimo del Instituto Armado el que llevó a cabo la actuación (en colaboración con el Seprona de Arteixo y personal fiscal portuario) en la que se incautaron de 61,4 kilos de percebes y de dos embarcaciones. Pero desde al Agrupación de Percebeiros de la Cofradía aseguran que el número de lanchas precintadas se eleva a cuatro o cinco..
Son miembros de la cofradía los que fueron sorprendidos por la Guardia Civil faenando sin permiso. Uno de ellos señaló que, debido a la intensa actividad que habían desarrollado allí, incluso la riqueza marisquera de punta Langosteira se había resentido. “Ahora no hay tanto marisco allí”, apuntan. Por ahora, nadie puede faenar allí porque la Autoridad Portuaria, a la que pertenece el espigón, no lo permitía. Su intención era ofrecer una concesión.
El Puerto ha esperado hasta la semana pasada para hacerlo alegando que no existía “un interés directo y cierto por parte de ninguna empresa”. Pero ahora, por 130.000 euros, cualquier empresa podrá optar a explotar el espigón de 4,5 kilómetros de largo.
 

Con la sartén por el mango
Sin embargo, los cofrades de la Agrupación de Percebeiros sienten que tienen la sartén por el mango. “Por lei, a empresa concesionaria ten que contratar a cofrades”, señalan. Sean coruñeses o de Caión. Además, la cooperativa piensa postularse para la concesión, dado que les parece que el precio es más que razonable. “130.000 euros non son nada”, admiten, al tiempo que critican a la Autoridad Portuaria por no haber publicitado la concesión. Fuentes del Puerto consultadas se negaron a hacer ningún comentario al respecto.
Lo que está por ver es si los percebeiros coruñeses se presentarán al concurso directamente a través e la cofradía o por una cooperativa formada por unos pocos de ellos (cuatro o cinco), como votaron en octubre. Pero hay que tener en cuenta que existen otros interesados: empresas como Biolangostech que intentó convencer a los percebeiros de las bondades de unirse a su proyecto, auqnue sin éxito.

Comentarios