miércoles 23/9/20

La EPA refleja la crisis del sector industrial en la ciudad

Esta fue el área en la que hubo una mayor pérdida de trabajadores y con uno de los peores registros de Galicia

La EPA refleja la crisis del sector industrial en la ciudad

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) revelaron que la industria fue la más castigada el año pasado con la pérdida de 1.400 trabajadores con respecto al año anterior. Estos registros reflejan la realidad de uno de los sectores que atraviesan más dificultades en la actualidad, una situación que podría continuar empeorando en este ejercicio si se confirma el cierre de alguna de las empresas de este ámbito.

El año 2017 se cerró con una media de 11.700 empleados en este sector en la ciudad, mientras que el año pasado cayó hasta los 10.300, misma cifra que la registrada en el último cuatrimestre de 2018. Sin embargo, el peor dato durante los doce meses del año pasado fue el del segundo cuatrimestre, cuando se bajó hasta los 9.900 trabajadores.

El registro del año pasado es el peor del último lustro y rompe una tendencia positiva, ya que desde el año 2014 la ciudad experimentaba un crecimiento en el número de trabajadores en la industria. En ese ejercicio fueron 9.800, que un año después eran mil más. Un ejercicio después creció en medio millar y en 2017 llegó a los 11.700, el dato más elevado desde 2010.

El descenso en el número de trabajadores en la industria en A Coruña, de un 12%, no es el más acusado entre las grandes ciudades gallegas ya que en Santiago se perdió más de un cuarto de los empleados en este ámbito. Sin embargo, el resto de las urbes de la comunidad vieron cómo sus sectores industriales crecían.

Estos datos de la EPA acerca de la realidad industrial de la ciudad se conocen en un momento en el que dos compañías, Alcoa e Isowat, pretenden cerrar sus plantas en la ciudad, lo que produciría un nuevo golpe en este ámbito económico.

Otros ámbitos
La industria no fue el único sector económico de la ciudad con saldo negativo entre el año pasado y el anterior, ya que también se perdieron puestos de trabajo en la construcción. De hecho, en este se alcanzó el dato más bajo desde 2010 con 2.800 trabajadores, mientras que al inicio de la década eran 6.400. 

Por el contrario, en el caso del sector de la agricultura y la pesca se dobló la cantidad de trabajadores pasando de medio millar a mil. 

Mientras tanto, en el sector servicios también se experimentó un ligero incremento registrando el segundo mejor dato (89.100 empleados) desde 2010, solo superado por el del año 2012, cuando se sobrepasaron los 90.000.

Comentarios