domingo 24/1/21

A Coruña registrará unas 40 fiestas ilegales esta Navidad

Los dueños de salas y discotecas piden ayuda municipal para eliminar esta lacra

Muchos jóvenes acuden a fiestas sin seguridad | javier alborés
Muchos jóvenes acuden a fiestas sin seguridad | javier alborés

Los hosteleros coruñeses advertían hace unos días de que las fiestas de Fin de Año como se celebraban antaño –con barra libre y cotillón– prácticamente han desaparecido, pero la Federación de Empresarios de Salas de Fiestas y Discotecas de Galicia (Fesdiga) estima que pese a todo A Coruña acogerá unas 40 fiestas ilegales. Para poner coto a esta lacra, el presidente de la organización, Samuel Pousada, reclama una mayor implicación del Gobierno municipal.  

Galicia acogerá estas navidades alrededor de “370” celebraciones ilegales, de las que 120 se circunscribirán a la provincia coruñesa. Aunque Pontevedra le saca diez eventos previstos de diferencia (tendrá 130, salvo que se puedan impedir algunos), los empresarios agrupados en Fesdiga siguen preocupados por los riesgos que se asumen en las celebraciones que no entran dentro de la norma y por la competencia desleal. El presidente de la agrupación, Samuel Pousada, calcula que de ese total “entre 35 y 40 serán fiestas en la ciudad” y los municipios limítrofes. Se harán entre Nochevieja (sobre el 80% del cómputo total) y Reyes.

“La mayoría serán en locales con licencia de apertura pero que harán actividades extraordinarias sin tramitar una licencia” específica, lamenta el representante de un sector que ha sufrido especialmente la crisis. Además, “un 15% serán clandestinas”, lo que supone un plus de “peligrosidad” porque se hacen en espacios que ni siquiera están acondicionados para la labor hostelera. 

La federación reconoce que el número global se ha reducido con respecto al año pasado, pero aún así queda mucho por hacer para evitar una tragedia o, simplemente, esa competencia en unas condiciones desiguales con respecto a las discotecas y salas regladas. Al menos para esta despedida de 2018, la Lei de Espectáculos Públicos de Galicia, que entró en vigor a principios de este verano, “pone cierta claridad” e indica que son los ayuntamientos los que tienen “la competencia exclusiva para dar las autorizaciones extraordinarias” cuando se las demanden los empresarios. 

Sanciones muy cuantiosas
La institución tiene mucha confianza en que la nueva normativa sirva para poner coto a los incumplimientos de las licencias porque programar una celebración sin el permiso preceptivo puede acarrear una sanción “de entre 30.000 y 600.000 euros”. “Espero que eso haga pensar más”, reflexiona Pousada. 

No obstante, también demanda la colaboración del Gobierno local de la Marea pues a pesar de que en noviembre le pidieron información de si había un plan de control de estos festejos, todavía no han obtenido respuesta. Como tampoco la lograron en 2017. 
“Algún año nos contestaron después de Navidad pero eso no vale de nada”, subraya, al tiempo que reitera que ha quedado claro que es el Ayuntamiento el que tiene las competencias. Mientras que “antes se pasaban la bola entre la Xunta y los gobiernos locales”, ahora está claro que son estos últimos los que deben realizar “las inspecciones” en los establecimientos y tener un archivo con “el número de fiestas, los horarios, el aforo...”. para recudir al máximo “la ilegalidad”. 

Las previsiones ya dan menores cifras que el pasado ejercicio pero desde Fesdiga esperan equivocarse y que las citas sean todavía menos. Pero queda mucho por estudiar de la nueva ley.

Comentarios