jueves 02.04.2020

El Colegio de Arquitectos alerta de la pérdida del patrimonio en la zona del Orzán

El presiente de la delegación coruñesa advierte que la situación actual es “como Sarajevo”

El estado de abandono de algunos edificios de la zona es evidente | patricia g. fraga
El estado de abandono de algunos edificios de la zona es evidente | patricia g. fraga

El centro de la ciudad siempre ha sido también el centro de la polémica cuando se trata de rehabilitación de edificios. El Gobierno de la Marea Atlántica siempre ha apostado por reformar los viejos inmuebles, pero esta política apenas se ha dejado sentir en algunas zonas, especialmente la del Orzán, donde abundan los edificios semirruinosos. El presidente de la delegación del Colegio de Arquitectos de Galicia (COAG), Roberto Costas, asegura que es “como Sarajevo” en referencia a la ciudad balcánica bombardeada durante el conflicto de la ex-Yugoslavia. Y advierte: “Hay edificios interesantes desde el punto de vista arquitectónico que se están perdiendo”.


Para Costas, es evidente que la razón de que la política de rehabilitación municipal no haya conseguido el efecto deseado es la ausencia de un plan integral que no se limite a subvenciones. Costas considera que un verdadero plan transversal permitiría que el comercio se asentara en esta zona deprimida siempre, claro, que vaya acompañada de una urbanización que mejore el espacio público. “El último tramo es peatonal y se arreglaron algunas plazas, pero aún falta un poco más”, explicó el presidente del COAG.


Hay que señalar que no se agotaron el año pasado las ayudas a la rehabilitación. En febrero, Xiao Varela, concejal de Regeneración Urbana en funciones, recordó que el año pasado consiguieron tramitar 2.200 ayudas a la rehabilitación de forma exitosa, lo que supone “un nivel de tramitación moi amplo”. Sin embargo, solo se ha ejecutado el 60% del presupuesto destinado al a rehabilitación. En cuanto a las ayudas a la accesibilidad (instalación de ascensores) fue del 50%, según denunció la oposición.

“Realmente mal”
Para Costas, está claro el por qué. Insiste en una visión más integral y estratégica, que incluya el fomento del alquiler en esas zonas, y la implantación del comercio y señala un curioso fenómeno: “En la calle Real está todo ocupado, San Andrés menos, y la calle Orzán está vacía”. Y eso, a pesar de que las tres vías son paralelas entre sí y apenas las separan cien metros: “Hay que impulsarla porque está realmente mal”.


Por otra parte, también pide mano dura contra los dueños de los inmuebles que los dejan deteriorarse envueltos en andamios y redes que evitan la caída de cascotes a la calle. “Hay propiedades en bastante mal estado y hay que obligar a su mantenimiento. Son medidas nada populares pero habrá que poner coto a esa destrucción de edificios, muy importantes y con valor patrimonial”.

Recuerda también que no solo el Orzán se haya deteriorado, sino la Ciudad Vieja, a pesar de hallarse ambos barrios dentro de Plan Especial de Protección y Reforma Interior de la Ciudad Vieja y Pescadería (Pepri).

“Es lamentable que esté pasando esto y que se deje a la Ciudad Vieja, rehabilitar un casco histórico es mucho más que quitar los coches de allí y aquella gente que está viviendo allí hay que decirle que la solución no es esa que les están planteando”, advierte Costas. Según él, mejorar la Ciudad Vieja pasa por un mejor transporte público, mejores aparcamientos, movilidad, más impulso a los comercios, más servicios, gas, internet, etc. “A los comerciantes no se les puede decir que tomen aire, que esto va a pasar. Ellos dicen que, debido a la peatonalización, ellos han perdido mucha más actividad y se les ha dejado abandonados y sin soluciones”, denuncia el portavoz del COAG.

Comentarios