domingo 26.01.2020

Arranca la unión de O Birloque y Elviña con importantes cambios en el tráfico

La desconexión entre los barrios de O Birloque y Elviña se acabará la próxima primavera, una vez hayan concluido las obras que unirán la avenida de Glasgow con la calle Pablo Picasso. Unas obras que, tras unos trabajos previos, arrancarán la fase más importante el próximo martes.

El tráfico se reordenará hacia Lonzas, donde ayer se colocó la barrera antivandálica	quintana
El tráfico se reordenará hacia Lonzas, donde ayer se colocó la barrera antivandálica quintana

La desconexión entre los barrios de O Birloque y Elviña se acabará la próxima primavera, una vez hayan concluido las obras que unirán la avenida de Glasgow con la calle Pablo Picasso. Unas obras que, tras unos trabajos previos, arrancarán la fase más importante el próximo martes. El comienzo de estas actuaciones vendrá acompañado, además, de importantes cambios en el tráfico ya que será necesario cortar los carriles por los que circula hasta ahora y reordenar la circulación en toda la zona.
El teniente de alcalde de Medio Ambiente, Martín Fernández Prado, y la concejala de Movilidad, Begoña Freire, explicaron ayer estas modificaciones, que entrarán en vigor a las 11 de la mañana. Glasgow y Picasso quedarán unidas a través de un paso superior, de 12 metros de ancho y una longitud de 20,7 metros, que se elevará algo más de 1,5 metros sobre el nivel actual. Por esta conexión se mantendrá el paso peatonal como para el tráfico rodado y de bicicletas entre ambos barrios.
“Elviña y O Birloque seguirán funcionando conjuntamente, con una conexión blanda amable, más accesible y más humana”, subrayó el edil, que recordó que la inversión prevista es de 3,3 millones de euros.

cambios de tráfico
Las obras obligan a suprimir un carril de circulación en cada uno de los sentidos en la avenida de San Cristóbal, por lo que solo quedará otro operativo en cada dirección. Además se modifica el tráfico desde Matogrande en dirección al polígono de A Grela, que en la actualidad se realiza a través del paso inferior, y se desvía en superficie por un carril, sin semáforos hacia la glorieta de Lonzas.
Las obras obligan a estos cambios ya que habrá que rebajar el nivel de calzada del vial interior, para que se eleve lo menos posible el tablero que conectará ambos barrios. De esta forma, se recupera la conexión de entrada hacia la calle Pablo Picasso desde San Cristóbal, aunque se elimina, de forma temporal, la salida a la avenida de San Cristóbal desde Picasso. Se ofrece la alternativa a través de las Pajaritas.
“Realizando un análisis global, se ha decidido priorizar las dos dirección del eje Matogrande - A Grela mediante la colocación de paneles informativos, que indicarán alternativas tanto en la avenida de Arteixo, como Joaquín Planells, Pablo Picasso, Severo Ochoa, la glorieta de Pocomaco o el entorno de Matrogrande”, destacó Freire. Un entorno que ayer mismo empezaba con cortes debido a las obras de la Tercera Ronda. Y es que, desde las 8.00 y hasta las 19.00 horas fue necesario cortar la avenida de Salgado Torres a la nueva glorieta de Lonzas, para la colocación de la barrera antivandálica. Por este motivo, el tráfico se desvió por la calle Joaquín Cotarelo. El mismo corte, en el mismo horario, será necesario realizarlo hoy también.  

Comentarios