miércoles 30/9/20

El 092 sorprende en una redada en la calle Vista a varios menores bebiendo alcohol

La Policía Local incrementó su presencia en las últimas semanas en este epicentro de la movida nocturna

La calle Vista se llena cada noche de fin de semana de jóvenes
La calle Vista se llena cada noche de fin de semana de jóvenes

Agentes de la Policía Local intervinieron en la madrugada del sábado al domingo en la calle Vista, uno de los epicentros del ocio nocturno de la ciudad, en busca de menores consumiendo alcohol en los locales de la calle o sus aledaños y encontraron a un pequeño grupo de ellos, según avanzaron fuentes municipales. Al parecer, la mayor parte de los habituales a esa calle superan la veintena, pero había varios juerguistas que no alcanzaban los 18 años, por lo que se abrieron las correspondientes actas.


La concejala de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, había señalado la semana pasada la dificultad que están encontrando los agentes de la Policía Local en intervenir en este calle. Ya hace seis años que la calle Vista se ha convertido en un botellón al aire libre en pleno centro de la ciudad, seis años en los que los vecinos han formulado reiteradas protestas, sobre todo por la gran cantidad de ruido que provocan los grupos de gente reunida en plena vía pública, y que mantiene despiertos a los vecinos hasta la madrugada.


En el caso de los agentes que intervinieron la semana pasada, varios de ellos participan en el Programa Tutor, puesto que se centraba en menores, pero en las últimas semanas, la presión policial se ha dejado sentir de diversas maneras, como por ejemplo, sancionado a los jóvenes a los que sorprenden orinando en la calle: son muchos los que emplean las vías aledañas, que comunican Vista con San Andrés: estrechas y oscuras, se convierten en verdaderos retretes por los que corren ríos de orina.

Por miccionar
Esta nuevo enfoque es el que se está teniendo en cuenta con el nuevo organigrama de la Policía, tender más a las ordenanzas, actuar por las noches en los refuerzos de fin de semana: aparcamiento, vehículos y en el caso de concreto de la calle Vista, con la ordenanza de limpieza. Al margen de que lo que afirme el Ayuntamiento, no es cierto que se sancione esta práctica muy a menudo: el año pasado se tramitaron poco más de treinta multas por este motivo, una cifra que supone la mitad de lo alcanzado en 2017, según la memoria del 092.

Más complicado resulta sancionar a los locales, como reconoció la propia Fraga, puesto que no se puede hacer responsable a los hosteleros del comportamiento de sus clientes una vez están en la calle. Lo que sí se puede hacer es sancionar a los locales cuando uno de ellos saca una botella o una copa al exterior, porque eso sí está contemplado en las ordenanzas, pero los propios hosteleros se cuidan bien de que sus clientes no se lleven los envases de cristal cuando hay algún policía de guardia en el exterior, así que no se sanciona por eso.


En cambio, otra táctica que los policías locales han descubierto que funciona es destacar una patrulla cuando llega la hora de cierre de los locales, alrededor de las tres y media de la madrugada. Es una forma sencilla de disuadir a los juerguistas. “A nadie le gusta que esté ahí un policía mirándole”, comenta un agente.


Por otro lado, la afluencia en la calle Vista varía mucho. Depende, entre otras cosas, de los resultados deportivos, porque en esa zona abren sus puertas locales frecuentados por hinchas del Deportivo, de manera que las noches de victoria futbolística resultan aún más insoportables.

Comentarios