Los socialistas de Curtis califican de “bomba ecolóxica” la futura macrogranja avícola

Martín Seco y Pablo Arangüena, ayer en Curtis

El diputado socialista Pablo Arangüena alertó ayer sobre “a potencial bomba de reloxería ecolóxica” que puede suponer la puesta en marcha de una macrogranja avícola para la producción de huevos en Curtis.


La macrogranja estaría integrada por 9 naves industriales con capacidad para un total de 216.000 gallinas ponedoras y generarían más de 4.300 toneladas de residuos al año, sin contar el amoníaco.


Todo esto al lado del río Mandeo, una reserva de la biosfera y muy cerca de la Zona de Especial Conservación Betanzos-Mandeo, que forma parte de la Red Natura 2000.


Por este motivo, Arangüena presentó una batería de iniciativas en el Parlamento en las que le reclama a la Xunta de Galicia que “aplique con rigor a lexislación ambiental” en la tramitación administrativa. Sobre todo, que la Administración autonómica considere la posibilidad de que se contamine el río Mandeo, así como los acuíferos de la zona .


Visita junto a Martín Seco

Pablo Arangüena, que visitó la zona con el también parlamentario socialista Martín Seco, señala que, a pesar de que la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la Xunta considera que el proyecto es ambientalmente viable, la directiva de hábitats de la UE exige evaluar cualquier proyecto que pueda afectar la Red Natura.


Sin embargo, en este caso, “non se aprecia ningún tipo de análise, nin sequera consideración desa afección, en oposición á normativa comunitaria”, finalizó el socialista. 

Los socialistas de Curtis califican de “bomba ecolóxica” la futura macrogranja avícola

Te puede interesar