Boris arregla su caos echando a los demás

Boris Johnson ha decidido solucionar el escándalo del partygate con una medida definitiva: remodelar el Ejecutivo. De su cargo hacia abajo, evidentemente, nadie se piense que va a tener la vergüenza torera de dimitir. Lo suyo sigue siendo poner cara de ‘yo no fui’ y pedir disculpas. Y que no se ponga intensa la oposición, que él sabe que lo pide el país es que el Gobierno se dedique a los asuntos que importan. Igual el bueno de Boris tiene que hacerse mirar el oído, porque l o que piden a gritos buena parte de los británicos es que salga de Downing Street y no vuelva más. FOTO: Johnson, saliendo, maleta en mano | efe

Boris arregla su caos echando a los demás

Te puede interesar