domingo 29/11/20

La Diputación aprueba invertir diez millones en las infraestructuras de los 19 municipios del área metropolitana

El Plan Único permitió impulsar 1.700 proyectos en la provincia desde su implantación en el año 2017
La corporación provincial celebró ayer la sesión plenaria correspondiente al mes de octubre | javier alborés
La corporación provincial celebró ayer la sesión plenaria correspondiente al mes de octubre | javier alborés

El pleno de la Diputación aprobó, con los votos favorables del PSdeG-PSOE, el BNG, Marea Atlántica y Alternativa dos Veciños y la abstención del PP, las bases reguladoras del Plan Único del próximo año, que distribuirá inicialmente diez millones de euros entre los 19 ayuntamientos del área metropolitana.

Esta iniciativa se incluye dentro del programa POS+ 2020, que permitirá repartir en un primer momento más de 47 millones entre los 93 municipios coruñeses.

Según fuentes provinciales, el montante inicial se irá incrementando progresivamente a lo largo del ejercicio con la incorporación de remanentes, pero permitirá a los distintos gobiernos locales planificar sus presupuestos e inversiones de cara al próximo año.

Las partidas financieras podrán ser destinadas, en función de sus necesidades, a la ejecución de obras, a la financiación de parte del gasto corriente de sus servicios básicos o a sanear las economías municipales amortizando deuda con proveedores o entidades bancarias.

Unificación 
El Plan Único, creado en 2017 por el Gobierno provincial, que preside Valentín González Formoso, unifica los antiguos planes de inversiones de la Diputación y once líneas de subvenciones en una única convocatoria anual, permitiendo a los ayuntamientos no solo una mejor planificación, sino mayor agilidad en la tramitación, más autonomía local para decidir en qué invierten los fondos provinciales y total transparencia en la asignación de recursos, ya que los fondos del POS+ se distribuyen basándose en criterios objetivos como la población, superficie, número de parroquias y esfuerzo fiscal de cada municipio.

Las mismas fuentes añaden que, como novedad, las bases de este ejercicio permiten, por primera vez, que los ayuntamientos en situación de riesgo financiero (con una deuda viva superior al 200% de sus ingresos corrientes)puedan destinar a la financiaciónn de sus gastos corrientes la totalidad de los fondos que perciben del Plan Único, a excepción de los fondos de préstamo, que solo pueden ser destinados a inversión o amortización de deuda

Los gobiernos locales tienen de plazo hasta el día 19 de diciembre para solicitar a la Diputación los proyectos que quieren financiar con cargo al POS+ 2020.

Mejora notable 
La Diputación también indica que, además de contribuir a mejorar y renovar las infraestructuras municipales financiando un total de 1.697 obras en los 93 ayuntamientos coruñeses, el Plan Único está ayudando a mejorar notablemente las economías municipales.

Así, en tres años, el plan permitió a los municipios amortizar casi 11 millones de deuda con los bancos y a pagar a sus proveedores deudas por importe de 7,84 millones, según explicó el portavoz del Gobierno provincial, Bernardo Fernández.

La mejora de la situación económica de los ayuntamientos ya se deja notar en las peticiones de fondos que realizan los propios municipios. Desde la creación del Plan Único disminuyeron en un 77% las peticiones para amortización de deuda (pasando de 5,4 millones en 2017 a solo 1,2 millones en 2019) y en un 65% en el caso de las solicitudes para pago a proveedores, lo que indica que los municipios necesitan cada vez menos recorrer a estas ayudas.

Por otra parte, las inversiones continúan incrementándose, pasando de 509 obras en el POS+ 2017 a las más de 700 obras en el POS+ 2019.

El vicepresidente, el nacionalista Xosé Regueira, destacó que se trata de un plan dinámico que incrementa los fondos a lo largo del ejercicio y transfiere directamente a los ayuntamientos cada año alrededor de la mitad del presupuesto total de la Diputación.

Más crítico se mostró el diputado popular Evaristo Ben Otero, que solicitó la eliminación de la burocracia en la mayor medida posible y que las bajas de las licitaciones de las obras sean gestionadas directamente por los gobiernos locales.

Culleredo
La sesión plenaria también sirvió para aprobar un convenio de cooperación entre el Gobierno provincial y el Ayuntamiento de Culleredo para ejecutar de manera simultánea las obras de saneamiento y ampliación de la vía provincial DP-0510, que enlaza los núcleos cullerdenses de Confurco y Orro.

Fuentes provinciales indican que la institución ya había aprobado en pleno el proyecto de ensanche, mejora de la vía y construcción de una senda en esta zona y el Gobierno local, debido a la ausencia de saneamiento, encargó por su parte un proyecto para instalar colectores.

Así, para optimizar costes, simplificar la ejecución y reducir los tiempos de remate de las obras, la Diputación y el Ayuntamiento deciden formalizar este convenio para coordinar sus actuaciones, haciéndose cargo Culleredo de la obra de saneamiento, valorada en 141.000 euros, y la institución provincial de los trabajos de ensanche, que cuenta con un presupuesto de 1,2 millones.

Comentarios