jueves 22/10/20

El primer tramo de la autovía de la Costa da Morte estará listo en octubre de 2016

El portavoz de Infraestructuras del Partido Popular en el Parlamento de Galicia, Alejandro Gómez Alonso, anunció ayer en Carballo que las obras de la autovía de la Costa da Morte.

Alejandro Gómez y Aurelio Sánchez   estuvieron arropados en su comparecencia por distintos alcaldes y portavoces del PP en la comarca	marema
Alejandro Gómez y Aurelio Sánchez estuvieron arropados en su comparecencia por distintos alcaldes y portavoces del PP en la comarca marema

El portavoz de Infraestructuras del Partido Popular en el Parlamento de Galicia, Alejandro Gómez Alonso, anunció ayer en Carballo que las obras de la autovía de la Costa da Morte se reiniciarán a mediados del próximo mes de diciembre. En un comparecencia conjunta con el diputado autonómico carballés Aurelio Núñez, en la que ambos estuvieron arropados por la mayoría de los alcaldes y portavoces del PP en las comarcas de Bergantiños, Soneira y Fisterra, Gómez aseguró que las obras estarán acabadas antes del final de la presente legislatura, previsto para octubre de 2016.
En este sentido, Aurelio Núñez anunció que el Partido Popular presentará en la Diputación de A Coruña y en los distintos ayuntamientos de la Costa da Morte una moción respaldando la decisión de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestructuras de terminar la primera fase de la autovía antes de que acabe el mandato en curso del gobierno autonómico. Los representantes del grupo parlamentario del PP reiteraron que el compromiso afecta al tramo de la infraestructura comprendido entre Carballo y Baio, el único que va a ejecutarse por el momento después de la reestructuración del contrato acordado por la Xunta. “Es la única posibilidad que hay para retomar el proyecto”, dijo Aurelio Núñez, a la vez que recordaba que se construirán 37 kilómetros de autovía que darán servicio a una 60.000 personas de cinco municipios, además de precisar que en el proyecto también incluye la construcción de la variante de Baio.
“Mientras otros ponen palos en la rueda a la construcción de la autovía, el Partido Popular trabaja para acabarla”, comentó del diputado carballés, quien acusó al BNG de haber querido siempre “boicotear” la adjudicación y la ejecución de un  proyecto “fundamental” para la comarca. El parlamentario aseguró asimismo que en el Bloque están más preocupados por lograr “réditos electoralistas” con la paralización del proyecto que de la incidencia “positiva” que supondría para la comarca la construcción de la autovía.

Adecuada a la ley
Gómez Alonso también cargó contra el BNG, al que acusó de decir “falsedades” y  de intentar amedrentar a los diputados populares amenazando con acudir a la Fiscalía si votan en el Parlamento a favor del inicio de las obras. “La reprogramación del proyecto aprobado por la Xunta cumple con la Ley de Disciplina Presupuestaria”, insistió. En esta línea defendió que el proyecto se adecua a la Ley de Contratos del Sector Público, que establece que, por interés general, se revisará el equilibrio económico financiero de los contratos de concesión. Además, el portavoz popular explicó que la intervención general del Estado acreditó que, en la nueva concesión, se produce un reequilibrio financiero que beneficia a la administración.
Gómez acusó al BNG de “mentir” cuando dice que la nueva reprogramación de la infraestructura producirá un incremento en los costes. Así, mostró un informe del Grupo de Trabajo de Contabilidad Nacional que acredita que la inversión se reduce en un 21,6%, que los costes de explotación y conservación menguan en un 22,4%, y que los costes financieros pasan de 128,6 millones a 103 (un 20% menos).
“El BNG no quiere la autovía, nunca la quiso sacar adelante”, aseguró Gómez, que recordó que durante la etapa del bipartito se adjudicó de forma “chapucera” el proyecto en 545 millones de euros cuando el presupuesto inicial era de 935 (baja que el diputado calificó de “temeraria”), lo que provocaría, dijo, que el gobierno autonómico tuviese que hacer frente al pago de “1.000 millones de las antiguas pesetas” a la anterior adjudicataria en forma de compensación, según señaló del diputado popular.

Comentarios