El último chabolista de A Pasaxe recurrirá la orden de desalojo

Demarcación de Costas ha bloqueado el acceso al antiguo poblado

Como si fuera un náufrago en una isla desierta, solo que rodeado de desperdicios en vez de agua, el último residente del poblado de la Conservera Celta, en A Pasaxe, lleva más de siete meses resistiendo solo en su chabola. Servicios Sociales no ha conseguido convencerle de que la abandone y, por el momento, la situación se está resolviendo por la vía legal: Demarcación de Costas ha rechazado su recurso de alzada, y ahora se está preparando otro recurso por lo contencioso-administrativo contra el desalojo. 
 

La administración responsable del desalojo es Demarcación de Costas (dado que es la encargada de gestionar el terreno, de dominio público marítimo-terrestre), que asegura que, por el momento, no se le ha notificado ningún recurso. Los representantes legales del chabolista explican que en estos momentos se encuentran tramitando la solicitud de la justicia gratuita, dado el desvalimiento económico de su defendido. De esta manera, no se le podrán cobrar las costas del juicio, por ejemplo.

“Acudiremos a los tribunales”, prometen. 
 

En cuanto al recurso de alzada, no es extraño que se desestime, señalan, porque se realiza ante la propia administración competente. Es decir, Demarcación de Costas. Los defensores del chabolista consideran que no se están respetando los derechos adquiridos por haber vivido décadas en ese suelo. Como es evidente, Costas no está de acuerdo.  
 

Realojo

Por otro lado, está la cuestión del realojo. La Concejalía de Servicios Sociales lleva, desde que comenzó el proceso, tratando de encontrar una solución al problema de la vivienda de este individuo. Ha llegado a ofrecerle siete opciones distintas, pero el problema es que todos son pisos, y el último poblador de la Conservera Celta lleva toda la vida en una chabola, al aire libre. “Vivir en un piso lo mataría, se tiraría por la ventana”, asegura uno de sus abogados. 
 

Ellos han subido la apuesta y ofrecen a Servicios Sociales una lista de ocho o nueve casas que se encuentran abandonadas entre A Coruña y Fonteculler, cualquiera de las cuales podría acoger a su defendido. “Todas están con las ventanas tapiadas, y podrían reformarse. Sugerimos que el dinero que van a entrar en ayudas de alquiler (el programa es por cinco años) se invierta en la compra de la casa”.
 

Pero los representantes legales del chabolistas no han conseguido una cita con los de Servicios Sociales, de manera que parece que este asunto, que se ha alargado más de lo esperado, se solucionará ante un juez.

El último chabolista de A Pasaxe recurrirá la orden de desalojo

Te puede interesar