El punto violeta del Orzán registró dos casos de abuso sexual durante el San Juan

La Policía Local despejando el Orzán tras la fiesta / JAVIER ALBORÉS

Una de las novedades de este año en San Juan fue la instalación de dos puntos violeta en Orzán y Riazor, dos lugares marcados con este color donde las mujeres que sean víctimas de algún tipo de ofensa sexual o maltrato puedan acudir para recibir ayuda de personal especializado. 

 

A uno de ellos, el del Orzán, acudieron dos adolescentes de 16 años que acusaron a un amigo suyo, de 17, de haberles manoseado. El 092 identificó al joven, de cara a una presunta denuncia. 

 

Según las primeras informaciones, todos pertenecían  a la misma pandilla, o, por lo menos, se conocían. Estaban de fiesta y todo marchaba bien hasta pasadas las cinco de la madrugada, cuando el menor, presuntamente, toqueteó los pechos de sus amigas. 

 

Por otro lado, se produjo un caso de violencia de género en la calle Cordelería, en el que un hombre fue detenido por una presunta agresión a su pareja, pero tuvo lugar dentro de un domicilio, así que no se considera relacionado con el San Juan. La Policía Local detuvo al sospechoso. 

El punto violeta del Orzán registró dos casos de abuso sexual durante el San Juan

Te puede interesar