El promotor de la noria y la Autoridad Portuaria destacan la buena acogida de la atracción

Un hombre espera en el semáforo frente a la noria | quintana

"La afluencia es muy buena y hay gente subiéndose a la noria de forma constante y ordenada, ya que no hay largas colas de espera”. Así resume el promotor de la noria del puerto, Alfredo Camarero, el funcionamiento de este nuevo atractivo de la ciudad desde hace tres semanas. Con la confianza de que en la segunda quincena de julio el muelle recibirá incluso más visitantes, Camarero destaca la gran acogida de los coruñeses, que han sido los que más vueltas han dado en la noria hasta el momento. 
 

Los cruceristas tampoco dejan pasar la oportunidad de disfrutar de esta atracción, que abre de 12.00 a 00.00 horas, y es que los pasajeros del “Britannia”, esta misma semana, se dejaron ver por el puerto.

 

Gran recibimiento

La Autoridad Portuaria también se muestra especialmente satisfecha con el buen recibimiento de esta iniciativa. “Se está acercando público que nunca había estado en el muelle y se ha convertido en la nueva silueta de la ciudad, ya que es un elemento que está siendo muy fotografiado”, destacan fuentes de la entidad.
 

El fin de semana pasado, junto al atraque del “Juan Sebastián Elcano”, el puerto gozó de un gran ambiente. “Es otro paso más dentro de la apertura del muelle al público, además de servir como dinamizador del verano”, añaden.
 

El precio del viaje es de seis euros y su instalación está prevista hasta el 21 de agosto. Las 24 cabinas de la noria tienen capacidad para diez personas cada una, y el espacio se completa con otros puestos de comida, coches de choque y un carrusel.

El promotor de la noria y la Autoridad Portuaria destacan la buena acogida de la atracción

Te puede interesar