lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

Emilia Pardo Bazán no será peatonal: tendrá dos metros de acera y tres de terrazas

Un coche se dipone a entrar en el tramo de Emilia Pardo Bazán que confluye con Marcial del Adalid y plaza de Vigo | Pedro Puig

En plena vorágine de peatonalizaciones, una de las candidatas en la mayoría de quinielas será cae finalmente de la lista del Ayuntamiento. Las calle de Emilia Pardo Bazán marginirá de forma casi total la circulación de los coches, pero el tránsito de éstos es necesario debido al alto número de garajes y residentes en la zona. Por ello, la ecuación entre peatones, economía y movilidad será claramente favorable a las dos primeras variables, pero no de forma radical. 
 

Así lo transmitieron los responsables de la concejalía de Urbanismo a varios representantes de la hostelería de la zona, en una reunión celebrada el pasado jueves en María Pita. A pesar de que en la misma no estaban los vecinos, la postura de éstos es clara y reiterada respecto a la necesidad aceras prominentes para el tránsito de las personas de avanzada edad, algo que suscriben todas las partes.
 

Las aceras, el pavimento y la calzada de la calle de Emilia Pardo Bazán formarán un bulevar cuya distribución dejará dos metros de acera y tres para las terrazas. El punto de discrepancia entre algunos de los responsables de los locales, que vieron con buenos ojos el concepto, radica en el hecho de que entre la puerta y la acera estará la zona de tránsito para personas, con el consiguiente plus de peligrosidad para los trabajadores en horas punta.
 

El concepto de bulevar, por otra parte, implica una necesaria actuación sobre las terrazas que dote a éstas de un sentido de unidad. En el proyecto presentado por Urbanismo la apuesta es por estructuras uniformes, semejantes a las de la calle de Rosalía de Castro, en las que cada establecimiento se diferencie del vecino con la presencia del logotipo correspondiente. Se trata, además, de estructuras cubiertas, para mantener la actividad en los meses más duros del año.
 

Cortoplacismo

Los plazos que maneja María Pita no permiten dejan demasiado lugar a alternativas, aunque todas las partes se dieron un margen de diez días para presentar alegaciones al proyecto. La intención es que la actuación municipal comience el próximo día 3 de octubre, si nada de peso provoca lo contrario. 
 

A pesar de los matices, la sensación de los hosteleros que acudieron a la reunión con el equipo de Urbanismo es que se trata de una idea buena y que deja satisfechos a muchos comerciantes y vecinos, y que se trata de una calle digna para éstos últimos. 
 

La proliferación de negocios y la buena salud de la que disfrutan la mayoría de ellos convierte la calle de Emilia Pardo Bazán en uno de los núcleos con mayor rendimiento de la hostelería por metro cuadrado.

Emilia Pardo Bazán no será peatonal: tendrá dos metros de acera y tres de terrazas

Te puede interesar