lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

El embajador de Ucrania visitó a los refugiados en el Rosalía Mera

El centro de acogida del Instituto Rosalía Mera, ayer durante la vista del embajador ucraniano | Pedro Puig

El embajador de Ucrania en España, Serhii Pohoreltsev, visitó ayer el centro habilitado para la acogida de familias refugiadas de la guerra ubicado en la residencia del Instituto Rosalía Mera. Lo hizo acompañado del presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, después de que se formalizase en Santiago la entrega de cuatro ambulancias por parte de la institución provincial para atender las urgencias derivadas de la guerra.
 

Pohoreltsev agradeció personalmente a la Diputación su apoyo, una gratitud de hizo extensiva al Gobierno español por el material humanitario enviado a su país.
 

Un lugar para la solidaridad

El embajador ucraniano recordó que “la situación sigue siendo muy complicada” y señaló que espera contar con el apoyo de las empresas españolas para favorecer la reconstrucción de Ucrania.
 

Valentín González Formoso agradeció a Serhii Pohoreltsev  su presencia y señaló que la provincia “está muy concienciada con la guerra de Ucrania” que ataca “todos los principios que más amamos los europeos y también los gallegos, la libertad, la justicia, la seguridad”. Así lo manifestó ante las puertas del centro de acogida de refugiados situado en la residencia del instituto Rosalía Mera. En la visita estuvo acompañado por los diputados Bernardo Fernández y Ana Lamas.
 

Por este centro, dependiente de la Diputación y gestionado en el día a día por Cruz Roja, han pasado 61 personas desde su apertura el pasado mes de abril. Según apuntó Patricia Varela, de Cruz Roja, en la actualidad residen en este lugar una treintena de personas refugiadas. Entre ellas se encuentra Iulia, que llegó a A Coruña con sus ocho hijos y tres nietos, además de la pareja de su hermano y su hija. Relató lo duro que fue despertar el 24 de febrero con el sonido de los bombardeos en la ciudad de Bucha y tener que avisar a sus hijos para bajar al sótano. Semanas después emprendieron un difícil camino para poder salir del país. Tras pasar por el centro de acogida, ahora residen en A Coruña en pisos habilitados por Cruz Roja.
 

Natalia, que se encontraba en España antes de la guerra y no pudo volver a Ucrania, se mostró muy agradecida por el trato recibido en el centro de acogida. Señaló que está muy preocupada por la familia que sigue allí y por el futuro de su país.

El embajador de Ucrania visitó a los refugiados en el Rosalía Mera

Te puede interesar