La crisis de suministros eleva un 50% los costes de las obras municipales

El nuevo mercado de Monte Alto lleva años esperando para ser demolido | pedro puig

EL mercado de Monte Alto es uno de esos proyectos (en A Coruña hay varios ejemplos) que permanecen enquistados a lo largo de los años sin que los sucesivos gobiernos locales logren sacarlos adelante. Primero, el PP aseguró que la reforma ya estaba lista para ser licitada, luego la Marea consideró que el plan era poco ambicioso y decidió rehacerlo, para finalmente, licitarlo el PSOE, solo para que en mayo resultara desierto el concurso debido al alto coste de los materiales provocado por la crisis de suministros. No es el único caso: la Concejalía de Urbanismo se ha obligado a subir una media del 50% el coste de algunas de sus licitaciones por este motivo.

Al ser cuestionada al respecto, la alcaldesa, Inés Rey, admitió que el coste ha crecido “en un porcentaje alto, mucho”. “Es evidente que ha encarecido los materiales, los suministros, y eso nos obliga a actualizar los precios y a licitarlo de nuevo”. El primer contrato era solo de 3,7 millones de euros y el actual es de 10,4 millones de euros. Es decir, un incremento del 65%, lo que le ha valido las críticas del grupo municipal del PP, que considera que si el Gobierno local hubiera sido más ágil al licitarlo, no habría tenido que soportar los sobrecostes.

Pero, como señaló Rey, va todo incluido, hasta la estructura del mercado provisional en la plaza de Indalecio Prieto para que las placeras puedan seguir desarrollando su labor mientras esperan que se concluya la obra. La alcaldesa lo considera un proyecto ambicioso que abarca no solo el mercado y la escuela infantil, sino toda la plaza. En el ámbito público, se aprovecha para peatonalizar y reurbanizar la calle de Joaquín González, una de las aledañas a la plaza. La reurbanización de la zona tendrá un coste de unos 500.000 euros.

El mercado provisional tendrá un coste de 850.000 euros, la escuela infantil 140.00 y el resto, al mercado propiamente dicho. “En esa reurbanización se plantarán árboles en la plaza y las calles colindantes”. El plazo de ejecución es de 26 meses, así que se inaugurará durante el próximo mandato. Para Rey, se ha dado respuesta no solo a los placeros, sino a los vecinos de Monte Alto, que van a ganar “en servicios e en calidade urbana” con uno de los “investimentos máis elevados do actual mandato”.



Vivienda social


Otra obra con el presupuesto disparado que también aprobó la Junta de Gobierno Local fue rehabilitar el edificio de la esquina entre as rúas Marqués de Pontejos e San Nicolás. Estos trabajos suman 1,75 millones de euros. Es decir, un 40% que en el anterior proyecto. Se repartirán en dos anualidades, y este año se invertirán 297.532,41 euros.

Este proyecto también comenzó el anterior mandato, pero el PSOE se comprometió con la Marea a continuar con él a cambio de su apoyo para los presupuestos municipales de este año. Dicho presupuesto cuenta con 3,6 millones de euros para la promoción de vivienda pública en suelo municipal, preferiblemente dentro del tejido urbano ya consolidado y con acceso a servicios.

Otras instalaciones que han visto disparados sus costas han sido las de las Naves de Metrosidero, que tendrán que ser reformadas antes incluso de que se puedan abrir sus puertas. Su licitación para el acondicionamiento se ha aprobado por 600.000 euros, mientras que la obra original costó un millón, aportado por Fomento. La alcaldesa confirmó que las obras tienen por objeto mejorar la accesibilidad y acondicionar estas instalaciones nuevas (que se comenzó a construir durante el anterior mandato) para su propósito original. 

La crisis de suministros eleva un 50% los costes de las obras municipales

Te puede interesar