Bonilla a la Vista celebra sus 90 años en el Salón Gourmets de Madrid

Imagen de una visita del conselleiro de Medio Rural a la fábrica de Bonilla en Sabón | pedro puig

La empresa coruñesa Bonilla a la Vista estará presente en el Salón Gourmets que comienza hoy en Madrid, una de las citas gastronómicas más importantes de Europa y un evento donde la histórica marca de patatas fritas y churros celebrará sus 90 años de actividad, que se conmemoran este año 2022.


Bonilla a la Vista nació en 1932 a las órdenes de Salvador Bonilla, padre del actual responsable 



Las icónicas latas de la firma, que pueden encontrarse en más de 20 países e incluso han salido en películas premiadas en los Óscar –“Parásitos”–, serán las grandes protagonistas del stand que la marca tiene dentro de la feria, en el que también podrán degustarse otros de sus productos estrella, como el chocolate y los churros. Los visitantes podrán, de esta forma, conocer de primera mano el saber hacer que ha convertido a Bonilla a la Vista en una marca de fama y reputación mundial, mediante diversas degustaciones de producto.


Las patatas de la empresa están presentes en 20 países, incluyendo EEUU, Corea del Sur y Australia 



La presencia de Bonilla a la Vista en el Salón Gourmets 2022 coincide con el 90 aniversario de la firma –cuya fábrica se encuentra en Sabón (Arteixo)–, “casi un siglo de vida en el que sus recetas han permanecido inalterables en todo momento, manteniendo la importancia de las materias primas de alta calidad y el proceso artesanal de producción como garantía del mejor sabor”, asegura la empresa.





En el mundo


Bonilla a la Vista, nacida en Ferrol en el año 1932 a las órdenes de Salvador Bonilla, padre del actual responsable, César Bonilla, lleva nueve décadas dedicada a la producción de churros con chocolate –cuenta con seis locales propios en A Coruña– y patatas fritas, su buque insignia, que han logrado posicionarse como líder en el mercado. En la actualidad las patatas fritas Bonilla, “elaboradas con patata de primera calidad, aceite de oliva y sal”, señalan, pueden encontrarse en más de 20 países, incluyendo Alemania, Bélgica, Suiza, Reino Unido, Francia, Italia, EEUU, Panamá, Corea del Sur –uno de los mayores clientes de la marca– e incluso Australia, último país en incorporarse a la distribución directa, el pasado 2019, donde la primera remesa de patatas se agotó en apenas unas horas.

La empresa cuenta, además, con un apartado en su página web para venta online tanto de sus patatas y snacks como de su chocolate a la taza. 

Bonilla a la Vista celebra sus 90 años en el Salón Gourmets de Madrid

Te puede interesar