El policía que no era lo que pensábamos

|

La Generalitat ya ha guardado las apariencias durante suficiente tiempo, así que al fin ha destituido al mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, como jefe de la Policía catalana. Ese hombre que toda España creyó un firme defensor del secesionismo y del que luego se descubrió que se había ofrecido para detener a Carles Puigdemont, y a sus consellers tras la declaración unilateral de independencia en Cataluña, y que instó en dos ocasiones al Govern a cumplir con la Constitución y la legalidad. No encaja con el Ejecutivo catalán, que es de los de conmigo o contra mí. FOTO: El mayor Trapero I | efe

El policía que no era lo que pensábamos