No decir nada y desoír a los expertos

Pedro Sánchez, en una declaración institucional en la que no dijo nada | efe
|

El presidente del Gobierno ha salido a no decir nada respecto a las posibles medidas que se pueden adoptar ante la situación sanitaria. De la reunión del día 22 con los presidentes autonómicos ya estábamos informados y Pedro Sánchez no ha aportado otros datos que nos puedan interesar. Podría haber hablado, por ejemplo, de ese documento de recomendaciones para las fechas navideñas que le envió al Ejecutivo su grupo de expertos y en el que le pedía, por ejemplo, limitar a diez el número de comensales, ya fuera en un local hostelero o en una casa particular, y con distancia de un metro y medio entre ellos. O reducir a la mitad el aforo de restaurantes y discotecas y adelantar la hora de cierre o incluso clausurar sus interiores, prohibir el consumo en barras, limitar celebraciones como cabalgatas o la Misa del Gallo y aumentar las frecuencias en el transporte público. Pero desde La Moncloa se siguió la máxima de que la prioridad era “no parar la economía”, así que mejor dejar a la gente que celebre y haga gasto. Para lamentarnos siempre hay tiempo.

No decir nada y desoír a los expertos