Intentan allanar por tercera vez un inmueble abandonado en la avenida de Os Mallos

El número 57 de la avenida de Os Mallos | patricia g. fraga
|

El barrio de Os Mallos volvió a ser durante la noche del jueves al viernes el escenario de un nuevo allanamiento, en el edificio del número 47 de la avenida de Os Mallos, en el cruce de otra calle que ha sufrido recientemente el fenómeno de la ocupación. Este edificio, el número 47 de Os Mallos, había sido ocupado en dos ocasiones anteriores, aunque esta vez nadie ha llegado a instalarse en el interior, alguien había conseguido arrancar el bombín de la puerta de seguridad.


Esta puerta había sido instalada después de que se produjera la primera intrusión. El inmueble lleva años vacío, debido a un problema relacionado con la herencia. En ese tiempo el edificio, de cuatro plantas y dos accesos, ha ido deteriorándose y en el último año fue ocupado por unos primeros individuos. Estos acabaron marchándose y se instaló la puerta de seguridad para reforzar la del portal.


Sin embargo, en la segunda intrusión nadie se dio cuenta de que había varias personas en el edificio hasta que los vecinos escucharon mucho ruido en el edificio de madrugada. Al parecer, los nuevos okupas estaban tratando de expulsar las palomas que se habían colado en el edificio. Llevaban ya varios días instalados e incluso habían conseguido engancharse a la luz, pero se marcharon al cabo de mes y medio.


Debido a incidentes como estos, la portavoz del grupo municipal del PP, Rosa Gallego, critica que la alcaldesa, Inés Rey, “prefiera ir de gira turística a ver las luces de Navidad a Vigo y la muralla romana a Lugo con sus compañeros socialistas, en vez de ir a Os Mallos a reunirse con unos vecinos desesperados”. 

Intentan allanar por tercera vez un inmueble abandonado en la avenida de Os Mallos