Apoyo y comprensión para superar los trastornos alimentarios

El psiquiatra Juan Carlos Díaz del Valle
|

Los trastornos alimentarios son una preocupante enfermedad especialmente extendida entre la gente joven y desde el Servicio Galego de Saúde (Sergas) insisten en la importancia de pedir ayuda a los médicos de atención primaria si alguien está sufriendo alguna patología de este tipo.


El psiquiatra del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) Juan Carlos Díaz del Valle, apunta que estas enfermedades afectan, en su gran mayoría, a mujeres. “Ha habido un aumento de la incidencia, sobre todo en personas muy jóvenes, y de cada diez casos, nueve son mujeres”, dice el doctor.


Sobre las campañas de información, Díaz señala que son muy importantes y que “todo lo que sea hacer campañas divulgativas y educativas es bueno, pero hay que hacerlas en colaboración con los profesores”. Comenta que han de estar integradas en la actividad educativa, consensuándolas con el Consejo Escolar y los docentes, para visibilizar un problema que afecta a muchos jóvenes con alteraciones graves de la imagen corporal.


Evitar la culpabilización

Conductas como la anorexia o la bulimia siguen siendo trastornos con una incidencia importante en la sociedad y es necesario prestar un apoyo psicológico y psiquiátrico a quienes las padecen, siempre con un refuerzo positivo y evitando la culpabilización con frases del tipo “qué delgada estás”.


Los tiempos que corren, en los que mandan redes sociales como Instagram o Tik Tok y lo que vende es la apariencia física, no ayudan, explica el médico. “No es fácil porque las redes sociales tienen mucha potencia para fomentar discursos muchas veces insalubres, pero los profesionales tenemos que sentarnos delante de las personas que sufren y decirles que estamos ahí para ayudarlas. Lo que nos preocupa, sobre todo, es su bienestar emocional y sobre eso hay que empezar a trabajar. No sirven de nada mensajes como ‘tienes que ganar peso, estás muy delgada”, comenta.


Seguimiento individual

Las recuperaciones de peso muy bruscas no sirven para solucionar el problema, dice Díaz, y lo necesario es un tratamiento y seguimiento “desde abajo, escuchando a cada paciente y tratando de entender cada caso, que es diferente”.


La pandemia, además, no ha ayudado para cuidar la salud mental de la población. “Han aumentado la ansiedad y los cuadros de depresión”, sostiene el psiquiatra, patologías que ya suelen ir unidas a los trastornos alimentarios y que se han podido recrudecer con la situación sanitaria actual.


Los trastornos de este tipo pueden provocar arritmias, insuficiencias renales, problemas hepáticos y muchos otros, por lo que Díaz del Valle insiste en la importancia de trasladar al médico de cabecera cualquier tipo de actitud o problema con la comida o la imagen en cuanto surja.

Apoyo y comprensión para superar los trastornos alimentarios