Atropellan a un guardia civil en un control de alcoholemia en Sada

Un control de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, en una imagen de archivo | pedro puig
|

Fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil confirmaron ayer que un agente de la Agrupación de Tráfico fue arrollado por un turismo cuando participaba en un control de alcohol y drogas en las proximidades del núcleo urbano de Sada. La víctima fue trasladada al Hospital con una rotura de hueso en una pierna, además de una contusión en la cabeza, pero se encuentra fuera de peligro, según confirman las mismas fuentes. En cuanto al conductor sospechoso, se dio a la fuga, pero fue localizado poco después, y detenido.


El suceso tuvo lugar exactamente el kilómetro 582,5 de la N-VI, en Sada, a la altura de la ITV, según comentan desde el Instituto Armado. Los agentes de Tráfico llevaban ya un rato deteniendo a los conductores para hacerles pasar el test de alcoholemia cuando apareció el sospechoso al volante de su vehículo, e ignoró las indicaciones del agente para que se detuviera. En vez de eso, decidió arrollarlo, llevándoselo por delante y se dio a la fuga. Fuentes de la Guardia Civil recuerdan que el control estaba debidamente señalizado.


Tras atender al herido, que fue evacuado al Chuac, se dio orden de búsqueda para el coche, radiando su descripción, y después de que se desplegara un amplio dispositivo por la zona, barriendo las carreteras aledañas y los núcleos de población el coche fue finalmente localizado no por las autoridades, sino por los guardias del pazo de Mariñán, que lo encontraron estacionado en las proximidades de la propiedad de la Diputación, según aclaran fuentes oficiosas.


Daños en el vehículo

Hay que señalar que el coche presentaba el parabrisas reventado y un golpe fuerte frontal. La luna tenía incluso jirones de tela verde procedentes del uniforme del agente atropellado, de manera que su identificación no dejaba lugar a dudas. Inmediatamente llamaron a la Guardia Civil, y una patrulla procedente del cuartel de Sada localizó y detuvo al sospechoso.


Se supone que, una vez bajo arresto, los agentes le practicaron un control de drogas y alcohol, pero el resultado de estas pruebas no ha trascendido. Si, en cambio, se conocen los cargos bajo los que fue detenido, que incluyen un delito de lesiones, dos delitos contra la seguridad vial y un cuarto por abandonar el lugar del “accidente”.


La Guardia Civil ha deseado, a través de su cuenta de Twitter, una pronta recuperación al agente herido. 





Atropellan a un guardia civil en un control de alcoholemia en Sada