Díaz reconoce que la “gran complejidad” de la reforma laboral está en la temporalidad

Díaz reconoce que la “gran complejidad” de la reforma laboral está en la temporalidad
|

La vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, reconoció que la “gran complejidad” de la reforma que se negocia con patronal y sindicatos está en la temporalidad y apuntó que se trabaja para dar salida a un modelo de contrato para “tareas ocasionales concretas”.


En declaraciones a los medios tras presentar el “Plan de choque contra los accidentes mortales en el trabajo”, Díaz subrayó que a partir de ahora el “contrato ordinario tiene que ser el estable” y que los contratos temporales “tendrán que tener una causa que motive ‘stricto sensu’ por qué se acude a ellos”.


Junto a esto, añadió, “somos conscientes de que hay tareas ocasionales, puntuales que requieren otra actuación y también vamos a darle una salida jurídica”. Díaz, que insistió en que se cumplirá el plazo de que el 31 diciembre los cambios estén en el BOE, ha reconocido que el “gran reto de transformación” del mercado laboral en España “se llama temporalidad” y que la “complejidad de esta gran reforma está ahí”.


La vicepresidenta, que agradeció el trabajo de los agentes sociales, dijo que el Gobierno “trabaja para el acuerdo” y valoró que la última reunión del pasado martes fue “muy productiva”.


En ese encuentro se discutió una nueva propuesta que eliminaba los límites que se habían planteado inicialmente para los contratos temporales según el tamaño de la empresa. Frente a esto, se mantiene que los suscritos para campañas ocasionales solo podrán durar 90 días al año y ciñe que las empresas podrán formalizar estos contratos “para atender campañas ocasionales y previsibles” de duración reducida y delimitada, pero cuyo alcance o magnitud no sea predecible.


El Gobierno y los agentes sociales mantendrán hoy una nueva reunión. “Voy a trabajar para que exista acuerdo, es complicado (...)", alegó Díaz. 

Díaz reconoce que la “gran complejidad” de la reforma laboral está en la temporalidad