Os Mallos necesita soluciones

|

Desde el Partido Popular preguntamos a Inés Rey qué más tiene que pasar en Os Mallos para que actúe y tome medidas urgentes ante los graves episodios de inseguridad que se suceden desde hace tiempo.

La semana pasada, los vecinos se concentraban para manifestar su hartazgo ante la pasividad de la alcaldesa y del delegado del Gobierno. Ya hubo dos manifestaciones por las calles del barrio y otra concentración en la plaza de María Pita.

En poco más de 24 horas hubo un incendio en un bajo okupado, tras una pelea entre okupas que trafican con drogas, y otros dos incendios en un edificio okupado. También un robo en un bar y una señora fue atracada cuando acababa de cobrar su pensión. A día siguiente vimos una pelea en plena calle, con un arma contundente en la mano.

Los vecinos se concentraron, hartos y cansados. Ya no pueden más. Desde el PP exigimos a Inés Rey que tome medidas urgentes que tranquilicen a los vecinos que están desesperados por graves problemas de inseguridad relacionados con okupaciones, drogas, incendios, acuchillamientos, robos, atracos y peleas en plena calle.

Pero no es el único barrio en la ciudad con problemas de inseguridad: Ciudad Jardín, Gaiteira, Castrillón, Ventorrillo, A Zapateira y Ronda de Outeiro sufrieron robos en cincuenta vehículos durante el mismo fin de semana; en Matogrande hubo graves actos vandálicos y robos en establecimientos de la zona de la Plaza de Pontevedra.

Esto se une a las quejas de O Castrillón por tráfico de drogas. Atracos en varios comercios de la calle de San Andrés y de la avenida de Oza y a personas en Cuatro Caminos. Robos en hostelería y hoteles en Ciudad Vieja, Riazor y Orzán, al igual que en el Agra acompañado de robos en vehículos. Atracos a punta de cuchillo en Novo Mesoiro u okupas que se cambian de un edificio a otro en Peruleiro.


El Grupo Popular insta a Inés Rey a recuperar la Policía de Barrio. Los coruñeses lo reclaman de todas las maneras posibles: en los medios, en la calle y en los plenos, pero continúa sin adoptar medidas. Tanto el Gobierno municipal como la Delegación del Gobierno tienen que actuar ya.

Os Mallos necesita soluciones