Los once metros se le resisten al Depor

De Camargo, que entró en la segunda parte, fue protagonista de algunas de las jugadas controvertidas en el área bilbaína | quintana
|

El Deportivo estuvo ‘espeso’ en el último compromiso ante el Bilbao Athletic, donde volvió a ceder dos puntos en el Abanca Riazor. Pero, a pesar de que los blanquiazules no cuajaron su mejor partido, también hubo reticencias hacia la actuación del trencilla, el colegiado del comité leonés Román Román.

Y es que el trencilla fue protagonista en dos jugadas, una en cada parte, sendas faltas en el área bilbaína que no entendió que fuesen penalti.


EL DETALLE
“Entiendo que es difícil y que el aficionado esté molesto”, afirma el míster


Las penas máximas y el Deportivo están reñidas en esta campaña, ya que en las catorce jornadas que llevamos disputadas al club blanquiazul nunca le han pitado un penalti a favor. Y, también es de justicia reconocerlo, tampoco ninguno en contra.

“De los árbitros no hablo nunca. Lo conozco (al colegiado Román Román) de muchas veces que me ha arbitrado.¿Ha habido penaltis? Puede ser, su labor es complicada y de momento en este tema de penaltis no hemos tenido mucha suerte, pero cambiará, seguro”, admitió Borja Jiménez en la rueda de prensa postpartido.



Jugadas polémicas


El colegiado se hizo notar en el encuentro con su decisión en dos jugadas que pudieron cambiar el sino del partido.

En la primera parte Bergantiños avanzaba con el balón, se plantaba en el área y era derribado con un golpe en la espalda por un zaguero vasco.


DEL DATO
“De los árbitros no hablo nunca, su labor es complicada”, comenta Borja 



Protestaba el capitán blanquiazul, que suele ser muy comedido en sus manifestaciones ante los árbitros, pero Román Román no consideraba que la acción constituyese ningún tipo de infracción. En la segunda parte y con el Deportivo volcado, tras el empate, en lograr darle la vuelta al marcador, llegaba la segunda jugada controvertida.

Con la entrada de De Camargo el equipo conseguía llegar con más peligro por la carril zurdo y el brasileño lograba pisar área, tras desembarazarse de su par. Sin embargo, era empujado por un rival en el área, se iba al suelo y de nuevo el árbitro no señalaba nada.

“Si digo que me parecen penaltis diré que lo hizo mal (el árbitro). Como espectador muchas veces me parecen penaltis, pero no soy parcial. Pido todo a mi favor, soy malísimo como árbitro. Entiendo que es difícil, pero entiendo que el aficionado está molesto”, admitió el míster. 



EL TÉCNICO EVITA POLÉMICAS

El preparador aseguró que su equipo siempre intenta actuar de forma ‘noble’
El técnico del Deportivo, Borja Jiménez, nunca ha querido entrar en polémicas sobre las decisiones arbitrarles y a la conclusión del choque ante el Bilbao Athletic se abstuvo de opinar.
No obstante, sí que puntualizó que su equipo siempre trata de facilitar la labor a los colegiados. “Lo que puedo decir es que intentamos ser lo más nobles posible, quizá en exceso, pero hay que dignificar el esfuerzo”, comentó.
Los blanquiazules han tenido partidos este curso en los que se han llevado los tres puntos con resultados ajustados, tanto en casa (CD Badajoz) como a domicilio (el último ante Rayo Majadahonda) pero no es habitual ver a los herculinos incurriendo en pérdidas de tiempo.
Algo que sí ocurrió en la tarde del domingo, sobre todo en los saques de puerta de Agirrezabala, hecho que no fue castigado con cartulina.
Tampoco reflejó el tiempo añadido (solo tres minutos) los numerosos cambios de la segunda parte, ni las numerosas pérdidas de tiempo.


Los once metros se le resisten al Depor