Estamos ante una nueva ola de covid

Colas en A coruña para vacunarse | aec
|

Feijóo fue el encargado de darnos el baño de realidad que nadie quería pero que todos esperábamos. “Es una nueva ola”, dijo. La podemos bautizar como la sexta, la quinta o la cuarta, pero la realidad es que la próxima semana, si se cumplen las previsiones de la Xunta estaremos en alrededor de cuatrocientos contagios diarios, el doble que los actuales y, de nuevo, en una situación peligrosa, a pesar de que la presión hospitalaria apenas se está incrementando. Por ello, el comité clínico trabaja ya sobre la posibilidad de convertir el pasaporte covid en algo imprescindible en nuestras vidas. Lo tendremos que utilizar desde para entrar en establecimientos de hostelería hasta, podría ser, ir al trabajo. Y es que mientras aquí le estamos empezando a ver las orejas al lobo, en Europa la situación está absolutamente desbocada. En Alemania, por ejemplo, ese país al que tanto nos gusta mirar y con el que las comparaciones siempre nos resultan horrorosas, están comenzando a trasladar a pacientes con coronavirus a hospitales extranjeros porque los suyos están absolutamente desbordados. Frente a la enfermedad solo podemos seguir acudiendo a vacunarnos cada vez que seamos citados. Esa es nuestra mejor arma.

Estamos ante una nueva ola de covid