Un nuevo intento de reescribir la historia

Enrique santiago, secretario de Estado de Agenda 2030 y mandamás del PCE | aec
|

Los socios de Gobierno han decidido introducir cambios en el proyecto de Ley de Memoria Democrática para “acabar con la impunidad” de los crímenes del franquismo. Desde su aprobación, podrían ser perseguidos al considerarlos, de acuerdo con el derecho internacional, como crímenes de lesa humanidad. Lo más curioso es que, según admitió el secretario de Estado de Agenda 2030 y secretario general del partido comunista, Enrique Santiago, el alcance efectivo de esta modificación será menor o incluso ninguno. De un lado, los responsables de esos crímenes o bien han muerto o tienen una edad muy avanzada. Por si esto no fuera suficiente, de acuerdo con la legislación española, la ley penal desfavorable no se puede aplicar de forma retroactiva. Es decir, estamos ante un nuevo brindis al sol que, en realidad, lo único que busca es desmantelar aquel pacto en el que los españoles de ambos bandos decidieron tenderse la mano y pasar página de una horrenda época de nuestra historia. Ahora, quienes ni la vivieron ni la sufrieron, han decidido que a ellos no les vale.

Un nuevo intento de reescribir la historia