Podemos no había querido ver las pistas de Yolanda

Íñigo Errejón y Yolanda Díaz, de charla privada | EP
|

Qué desolación, qué conmoción, qué ¿inesperado? No, eso no. Igual en el seno de Podemos no lo querían ver, por aquello de que si cierras los ojos las cosas dejan de estar ahí, pero Yolanda Díaz había dado bastantes pistas de que la formación morada no entra en sus planes de futuro. El no afiliarse era una señal grande, igual que no estar interesada en liderar el partido. Y lo de formar un frente propio que aglutinase a buena parte de la izquierda era casi una cartel de luces de neón. Pero cada uno ve lo que quiere ver. Y la presunta oferta por parte de la gran esperanza podemita a Íñigo Errejón para que sea su número dos por Madrid a las elecciones generales ha provocado un terremoto que amenaza con resquebrajar lo que queda del partido. Aunque, de momento, nadie confirma ni desmiente, por supuesto. Eso sí, Irene Montero e Ione Belarra ya han anunciado que no acudirán a la asamblea nacional de los comuns, en la que coincidirán Yolanda Díaz, Ada Colau y Mónica Oltra en Barcelona. Quien quiera entender, que entienda.

Podemos no había querido ver las pistas de Yolanda