Con la muerte de un niño, ya son diez los fallecidos en la avalancha en un concierto en Houston

Letrero donde se anuncia la cancelación del concierto/EFE
|

Un niño de nueve años se convirtió en el décimo fallecido en la tragedia ocurrida hace diez días en un concierto del rapero Travis Scott, en el festival de música Astroworld en Houston (Texas), donde decenas de personas fueron arrolladas y quedaron atrapadas en medio de una multitud.


Ezra Blount, de nueve años, murió la noche del domingo en un hospital de Houston, según confirmó esta madrugada el alcalde de Houston, Sylvester Turner, en su cuenta de Twitter.




Blount se encontraba en coma inducido tras haber sufrido graves daños en órganos vitales cuando fue arrollado por la muchedumbre en el concierto.


El niño es la víctima más joven de la tragedia, que se ha cobrado la vida de otras nueve personas.


El pasado viernes 5 de noviembre unas 50.000 personas acudieron al complejo deportivo NRG Park para disfrutar de un concierto de Scott, originario de Houston y quien en 2018 lanzó un álbum llamado Astroworld y fundó el festival de música del mismo nombre.


Sobre lo ocurrido esa noche, el jefe de bomberos de Houston, Sam Peña, indicó que hacia las 21.15 hora local (2.15 GMT del sábado) la multitud, compuesta especialmente por jóvenes, empezó a empujar en dirección al escenario, sin que se haya aclarado los motivos.


La avalancha de gente desató el pánico, provocó peleas entre los asistentes y algunos perdieron el conocimiento.


A raíz de lo ocurrido, se han presentado al menos 58 demandas civiles ante el Tribunal del Distrito de Harris, en Texas. 

Con la muerte de un niño, ya son diez los fallecidos en la avalancha en un concierto en Houston