El Ayuntamiento de A Coruña no contempla que el carril bici crezca más allá de los 50 kilómetros actuales

Ciclistas en el carril bici del Paseo Marítimo, a la altura de San Roque | quintana
|

En la última década, el carril bici ha sido las principales adiciones a la movilidad de A Coruña, sacándolo del Paseo Marítimo para haciendo que atraviese el centro, en un esfuerzo por convertir la bicicleta en una verdadera opción de transporte. Actualmente, existen algo menos de 50 kilómetros (48) de carril bici en el término municipal, y fuentes de María Pita señalan que no figura en sus planes ampliarlo. El Gobierno de Inés Rey plantea terminar unir las diferentes mallas, pero no creará nuevos recorridos.

Hay que tener en cuenta que muchas de las actuaciones que han llevado a cabo los sucesivos gobiernos municipales estaban contemplados en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) de 2014. Ya durante el mandato anterior, el de la Marea Atlántica, se construyó el carril bici metropolitano, una obra no carente de polémicas, pero que sirvió para ampliar mucho la red. Antes de 2019, la red ciclable en A Coruña era, según datos de la Mesa de Movilidad municipal era de 17.909 metros. 


47.9 kilómetros
mide la red ciclable que el Ayuntamiento plantea, con salvedades como obras que sirvan para unir los diferentes recorridos 



La planificación de la infraestructura ciclable incluye, además del metropolitano, otro carril entre A Palloza y Matogrande, otro en Baños de Arteixo, y otro entre Cesuras y la avenida de Arteixo. En total, 11,725 metros. Pero, además, el Gobierno local ha aprovechado las obras de urbanización (normalmente peatonalizaciones) para arañar algunos metros más de carril bici, lo que denomina “oportunismo ciclable”, : en el polígono de Náutica, alcalde Puga y Parga, Mariscal Pardo de Cela o la glorieta de Ramón y Cajal y la ronda de Nelle (en cruce con la avenida de Finisterre). En total, 1.575 metros.

La pandemia también permitió un gran avance, de 3.458 metros. En San Roque de Afuera, As Lagoas-Orzán, la avenida de La Marina y sobre todo, Los Cantones, donde se ganaron muchos metros a la movilidad alternativa. Es lo que la Concejalía de Movilidad dio en llamar “intervención táctica en Pandemia. Y, por supuesto, hay que contar las mejoras englobadas bajo el nombre de Coruña Ciudad 30, que suman 13.277 metros, y que se han llevado a cabo en el barrio de Palavea, la calle de Juan Flórez, la avenida de La Habana y las dos rondas. 


55 estaciones
tendrá BiciCoruña, de las que más de treinta serán nuevas, como parte del plan municipal para estimular la movilidad a pedales en la ciudad 



Todas estas actuaciones, junto con las ya existentes, suman 47.944 metros de red ciclable en la ciudad. Es decir, que creció más de un 60% en tres años



Proyectos


Las mejoras que se hagan se centrarán en los grandes cruces, como la rotonda que se proyecta construir frente a la Casa del Mar, y que servirá para dar encaje al carril metropolitano. También contará con un carril bici la nueva rotonda que se está construyendo actualmente en el cruce entre la ronda de Nelle y la avenida de Arteixo, para sustituir al viaducto que está prácticamente colmatado después de un mes de trabajos. El nuevo carril bici de la avenida de Arteixo recorrerá esta importante vía desde la calle de Pontedeume hasta el Palacio de la Ópera, lo que obligará a urbanizar toda la zona.

En general, el Ayuntamiento considera que es positivo incorporar carriles segregados en algunas de las vías de más capacidad, pero dado que la mayor parte de las vías son ya zona 30, se califican de ciclables. “La red tiene que crecer, pero no de una forma exagerada”, comentaron las fuentes consultadas.

Un ejemplo de ello es el tramo que se ha licitado desde la plataforma de San Roque, por detrás de las infraestructuras mencionadas, completando así esta vía con el único tramo que faltaba. El nuevo trazado nacerá en San Roque de Afuera, al término del actual carril bici y transcurrirá por la plataforma hasta el final de las Esclavas, punto en el que la zona volverá a ser de uso compartido, con preferencia para el tránsito peatonal. Y además, el Ayuntamiento espera estimular su uso con nuevas bicicletas y estaciones de BiciCoruña. 

El Ayuntamiento de A Coruña no contempla que el carril bici crezca más allá de los 50 kilómetros actuales