La avenida de Arteixo se convierte en un estacionamiento irregular

Vehículos aparcados en la avenida de Arteixo, ayer, tanto en batería como en línea | quintana
|

La avenida de Arteixo lleva cortada al tráfico varias semanas mientras se concluyen los trabajos de su nuevo cruce con la ronda de Nelle. En ese tiempo, los coches han ido invadiendo el espacio entre el antiguo viaducto y el Palacio de la Ópera, que se ha convertido en un estacionamiento irregular en el que los vehículos aparcan de cualquier manera: en batería o en línea, sin miedo a ser sancionados.


El cierre se produjo el 28 de septiembre, a la altura del paso de cebra frente al Palacio de la Ópera. Se dejó un hueco entre las barreras para que pudieran acceder los vehículos de las obras pero, hace dos semanas, comenzaron a colarse por ellas los conductores más avispados, que querían acceder al aparcamiento en línea a la altura del parque de Santa Margarita. Pronto, sin embargo, comenzaron a aparcar junto a la mediana. Cuando el espacio no es lo suficientemente espacioso para aparcar en línea, lo hacen en batería.


Para abandonar el improvisado aparcamiento, basta con dar media vuelta tras rebasar la mediana. De esta manera, los conductores coruñeses, siempre escasos de aparcamiento, han conseguido encontrar un filón, aunque sea temporal.


Obras en curso

A día de hoy, todavía se están completando las obras para colmatar el viaducto, pero ya casi está cegado por completo. El siguiente paso es preparar la glorieta que a partir de ahora regulará el cruce con la ronda de Nelle. Los planes de la Concejalía de Urbanismo pasan por reabrirlo antes de Navidad, para evitar problemas con el tráfico, y terminar las obras pasadas las fiestas.


El concejal de Urbanismo, Juan Díaz Villoslada, declaró en su día que la obra, que estuvo sobrevenida por el mal estado de las paredes del viaducto, también incluirá urbanizar el entorno, así como reordenar el aparcamiento, de manera que las obras afectarán casi hasta el Palacio de la Ópera.

La avenida de Arteixo se convierte en un estacionamiento irregular