Patricia Ferrol: “El papa conectó con la foto antes de dársela”

El papa pudo conversar con Patricia Ferrol | Cedida
|

Convertida en icono de la emigración masiva de Galicia a Argentina en los 50, la imagen “O Home e o Neno”, tomada por Manuel Ferrol hace casi sesenta y cuatro años, el 27 de noviembre de 1957, en el Puerto de A Coruña, sigue conmoviendo a un mundo todavía convulso, a una sociedad inquieta ante un nuevo desafío migratorio sin resolver y sin visos de solución y para el que solicita atención el papa Francisco.

Hasta el pontífice, “alguien especialmente preocupado, y además de una manera sincera, por esta situación”, llegó Patricia Ferrol, hija del autor de la instantánea, quien entregó la foto al papa al término de la audiencia del miércoles en el Aula Pablo VI del Vaticano. “Impresionante”, dijo Francisco al recibir una imagen cargada de sentimientos con la que Jorge Bergoglio “conectó” antes de recibirla: “La tenía allí, desembalada, y en algún momento él la ‘encontró’ entre los asientos, estuvo curioseando... Emocionante”, señala desde Roma.

Después, al término del acto, se acercó a ella, “me saludó, me dio la mano y acarició la imagen, puso la mano encima de la cabeza del padre como dándole la bendición”, comenta todavía emocionada Patricia Ferrol. 





“Estuvimos conversando y, aunque no fue mucho tiempo, le pude comentarle la historia de la fotografía y entregarle una carta breve que yo quise adjuntar para que quede documentada la fecha, mi voluntad de hacerle entrega de la imagen captada por mi padre en 1957”. Está convencida de que él, “desde donde esté, estará feliz sabiendo lo que ha sucedido con el papa y valga de homenaje también hacia él”, dice Ferrol.

Mi padre –continúa– era un profesional que estaba orgulloso de todo su trabajo, pero no era un hombre muy comercial, perseguía la esencia, y ese día se dejó llevar más por el sentimiento a través de la cámara que por buscar un encuadre perfecto”, señala. Estos días, teniendo en cuenta el interés que su historia despierta en los medios italianos, “Roma es Manuel Ferrol”. Una situación impensable hace solo unos meses cuando, de manera casi casual, decidió realizar esta entrega e inició las conversaciones con la Nunciatura en España y el Arzobispado de Santiago. “Fue todo muy rápido y, en cuestión de días, recibí una carta de monseñor Leonardo Sapienza, que es el que acompaña siempre al papa... Y aquí estamos, en Roma”.

Patricia Ferrol: “El papa conectó con la foto antes de dársela”