La pausa para el café es peligrosa

|

La pausa para el café en la mayoría de los trabajos es sagrada. Tanto que está reconocida en el Estatuto de los Trabajadores para quienes tengan jornadas de más de seis horas consecutivas. Pero de Italia llegan noticias inquietantes y es que los accidentes que uno pueda sufrir de camino al bar o de vuelta de este no cuentan como actividad laboral y, en consecuencia, no suponen indemnización alguna. El que decida salir a riesgo de resbalarse en la acera o de tropezarse con una banqueta de la cafetería sabe a lo que se expone. Que para algo se han hecho los termos en los que llevarse el café de casa. FOTO: Café en un termo | efe

La pausa para el café es peligrosa