La oposición abandona la Asamblea de Madrid tras expulsar a la diputada del PSOE que acusó al hermano de Ayuso

Isabel Díaz Ayuso, esta mañana, en la Asamblea/EP
|

Todos los diputados de la oposición en la Asamblea de Madrid (Más Madrid, PSOE, Vox y Unidas Podemos) han abandonado el Pleno monográfico sobre contratación tras expulsar la presidenta de la Cámara regional, Eugenia Carballedo, a una diputada del PSOE, Carmen López, que se negó a retirar una acusación sobre el hermano de la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.


"Dedíquense ustedes al hermano de la señora Ayuso, que sí que se dedica a ir por los hospitales a sugerir a las unidades de contratación a qué empresa hay que contratar", ha lanzado la parlamentaria desde el atril, refiriéndose a lo que, a su parecer, el Gobierno regional debería vigilar este aspecto en materia de contratación.


En este punto de su intervención, Carballedo le ha afeado que estuviera haciendo "alusión directa" al familiar de un diputado de la Asamblea. "Lo está haciendo, además, no con palabras amables, sino con palabras muy graves. No se me ocurre nada más en contra de lo que son las reglas de la cortesía parlamentaria. Todos los diputados tenemos el deber, porque así lo mandata el reglamento, de adecuar nuestra conducta a las reglas de la cortesía parlamentaria", ha manifestado.


La presidenta de la Cámara autonómica la ha llamado al orden y le ha instado "no solo a que no insista en una acusación de tal calibre sino que retire esa acusación". En este momento, la parlamentaria del PSOE Irene Lozano le ha exigido desde la bancada a viva voz que respetase la "libertad". Carballedo también la ha llamado a ella al orden.


Justo después, le ha vuelto a pedir a López que no insistiese en su actitud y que retirase las palabras "que ha dicho exactamente respecto al comportamiento del hermano de un diputado de este hemiciclo".


"Presidenta, no lo voy a retirar, y me gustaría que la misma actitud que tiene usted aquí hoy la tuviera usted hoy con la presidenta de la Comunidad que nos insulta...", ha contestado, lo que ha provocado que Carballedo le llamase dos veces más al orden, lo que, según el reglamento, constituye la expulsión del Pleno.


La presidenta ha reiterado que no va a consentir que se hable de "ningún familiar de ningún diputado" de la Cámara y ha mencionado el artículo 26 del reglamento. Dicho artículo establece que los parlamentarios están "obligados a adecuar su conducta a este reglamento y a respetar la disciplina, el orden y la cortesía parlamentaria".


López ha vuelto a su sitio en la bancada socialista pero se ha negado a abandonar el hemiciclo. De hecho, la presidenta ha llegado a pedir a los servicios de la Cámara que la acompañasen fuera.


En ese momento, todos los grupos parlamentarios de la oposición han decidido abandonar el Pleno. Solo se ha quedado el diputado de Más Madrid Alberto Oliver, a quien le tocaba intervenir en el debate, y quien ha subido al atril únicamente para trasladar su solidaridad ante el "bochornoso episodio" vivido.


Lo califican de "atropello"

Ya en el exterior del hemiciclo, en declaraciones a los periodistas, el portavoz del PSOE, Juan Lobato, ha calificado de "lamentable" lo que ha sucedido, ya que considera que "se ha hurtado la libertad democrática y parlamentaria". "Trasladar nuestra más sincera repulsa ante este acto antidemocrático y esta acción por parte de la presidenta del Parlamento. Va en contra de la libertad de expresión de la democracia y de cómo tiene que funcionar un Parlamento", ha apuntado.


Además, ha exigido "rectificaciones" para que se pueda celebrar con normalidad democrática un Pleno que trata "cuestiones tan importantes" como son las relacionadas con la contratación y ha agradecido al resto de grupos de la oposición que hayan decidido salir también del Pleno.


La portavoz de Unidas Podemos, Carolina Alonso, ha sostenido que han "identificado" que cada vez que se habla "del señor Tomás Ayuso" en el PP "se ponen muy nerviosos". "Por algo será. Evidentemente la presidenta de la Cámara se ha saltado el reglamento. Creemos que ha cometido un abuso de sus funciones, queriendo obligar a esta diputada del PSOE a retirar sus palabras y expulsándola de la Cámara de malas maneras", ha dicho.


Para la diputada de Podemos, este es "el colofón a lo que ha sido un auténtico espectáculo por parte del PSOE". En este sentido, ha recalcado que "como no podía ser de otra manera" han abandonado el hemiciclo porque no iban a permitir "este atropello".


Vox registra un escrito

Por su parte, la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, ha comunicado que han registrado un escrito para que les aclaren "cuáles son los límites y la protección que tienen los diputados y la libertad de expresión, para saber si se puede hablar de un proveedor familiar de un diputado o si no" se puede.


"En este Pleno hemos aguantado que se nos llamara nazis, ultraderecha, los 12 apóstoles del odio, que chapoteábamos en la sangre de determinados colectivos y se ha hablado de familiares míos. Aquí nunca la presidenta de la Mesa ha pedido a ese diputado que saliera. Hay una doble vara de medir y pedimos aclaración. Creemos en la libertad de expresión y los parlamentarios tienen que ser respetados. Queremos igualdad de trato", ha defendido Monasterio.


La portavoz de Más Madrid, Mónica García, ha tildado de "esperpéntica" la situación que se ha vivido, viendo cómo una presidenta de la Asamblea "coarta la libertad de expresión de una parlamentaria" y "como no le gustaba lo que estaba diciendo, le llama al orden". Para la líder de la oposición es "absolutamente inconcebible" la actitud de Carballedo y le ha llamado la atención que se ponga "tan nerviosa".


Su grupo parlamentario se ha marchado del hemiciclo, según ha explicado, porque "no ha ocurrido ninguna alteración del orden que no sea la libertad de expresión". "Ayuso nos ha insultado por activa y por pasiva, y de forma arbitraria expulsan a una diputada", ha zanjado.


Para aclarar la cuestión y ver si los diputados vuelven al hemiciclo se ha convocado de forma inminente una Junta de Portavoces.


El PP respalda a Carballedo

Por su parte, el portavoz del PP, Alfonso Serrano, ha declarado que con lo sucedido se ha visto para qué querían los grupos de la oposición este Pleno. Considera que lo que se ha visto es "lamentable y bochornoso" porque la izquierda, como ha sido "incapaz de poner en cuestión la gestión del Gobierno regional", ha utilizado las "falsas acusaciones".


"Hay un momento que hay que decir hasta aquí. Respaldamos la decisión y la actitud de la presidenta de la Asamblea porque se han escuchado palabras muy graves", ha dicho, para a continuación censurar que se utilice "la inmunidad parlamentaria para hacer acusaciones de delito a personad que no puedan defender". Para Serrano, este es "el límite" y no entiende como Vox se ha sumado "a este aquelarre". 

La oposición abandona la Asamblea de Madrid tras expulsar a la diputada del PSOE que acusó al hermano de Ayuso