La higiene femenina sigue sin ser de primera necesidad

Compresas, ese producto que para algunos que no tienen que usarlo no es tan necesario | aec
|

La plusvalía lleva semanas acaparando buena parte de la atención política, aunque nueve de cada diez sigamos sin entender lo que es o cómo nos afecta, y a lo mejor en este intento de seguir la actualidad nos hemos perdido que la ‘tasa morada’ va a seguir siendo una utopía. Esto es que el objetivo que se había marcado Pedro Sánchez en la anterior legislatura de bajar el IVA de compresas, tampones y pañales será objetivo y no realidad un rato más. Ahora sabemos cómo se sienten los independentistas a los que el presidente les prometió la Luna y aún la están esperando. Mientras, dicen desde el Ministerio de Igualdad que no desfallecerán en su empeño por lograr que a estos productos se les aplique el mismo IVA superreducido que al resto de los de primera necesidad. Ojalá. Solo con conseguir esto, Irene Montero y compañía ya habrían justificado su sueldo. Bueno, la verdad es que no, pero podríamos hacer la vista gorda. Millones de mujeres firmarían ahora mismo.

La higiene femenina sigue sin ser de primera necesidad