¡El lunes os lo arreglo!

|

Pongámonos en contexto: mitin de cierre de congreso socialista en Andalucía, los congresistas enfervorecidos escuchan la intervención de la ministra de hacienda, la emoción le da un subidón incontrolable a la Sra. ministra y suelta: “¡el lunes os lo arreglo!”, el auditorio se viene abajo entre aplausos y ¡olés! Fue una especie de éxtasis colectivo y la ministra se sintió como el artista que sube y baja el telón hasta cinco veces entre su entregado público. Veamos, ¿qué era lo que la ministra arreglaba el lunes? Pues se trata de recuperar el impuesto de plusvalías municipales que, según el Constitucional nos han estado cobrando ilegalmente desde hace muchos años y que se resisten a devolver y a anular para seguir metiéndonos la mano en el bolsillo a los ciudadanos, aunque fuera declarado inconstitucional pero entonces… ¿qué aplaudían los allí presentes con tanta alegría? Pues supongo que mostraban su conformidad y apoyo al engaño que la ministra anunció para, a pesar de la sentencia del Tribunal Constitucional seguir cobrándonos a todos ese injusto y absurdo impuesto. O aquello era un congreso de masoquistas o no se entiende. Además, es fácil de adivinar las oscuras intenciones del gobierno de Sánchez porque ya tenía en el cajón la carta escondida de como burlar la sentencia del constitucional y solo así se explica que en 48 horas haya podido llevar al consejo de ministros, ministras y ministres la norma alternativa que nos seguirá castigando el bolsillo a los indefensos penitentes o paganinis. Es decir, el gobierno sabía que esta sentencia del constitucional iba a llegar, que el impuesto era injusto, pero que mientras no llegara se seguiría cobrando y para cuando llegara ya tenían un plan b para continuar con la tropelía. Y ahora intentan convencernos de que no reclamemos lo que se ha pagado injustamente porque no están dispuestos a que recuperemos lo pagado. Ya les anuncio que deben reclamar y que más tarde que pronto llegará otra sentencia de un tribunal europeo que les enseñará el camino. Pero como todo era una fiesta, llegó el momento “culmen” con la intervención del presidente Sánchez quien aprovechó la borrachera de alegrías para arremeter contra la oposición y acusar al PP de corrupción, como lo leen, en Andalucía, la de los ERES y los cursos de formación en donde dos ex presidentes están condenados incluso a penas de prisión, donde se ha demostrado que dinero público se gastaba en prostíbulos y cocaína. Sí amigos, donde Sánchez debía pedir perdón, pidió “paredón” para sus adversarios allí, con su público delirante solo le faltó felicitar al terrorista Ortega por su pucherazo en Nicaragua. No hace falta que les diga lo que estaría diciendo la izquierda si el tal Ortega fuera de derechas, ustedes ya se lo imaginan ¿verdad? Quiero terminar con una reflexión que les propongo a todos ustedes: si un ciudadano no paga bien sus impuestos le cae la del pulpo de inmediato, pero si la administración nos cobra irregularmente un impuesto… ¡el lunes ya lo arreglan!

¡El lunes os lo arreglo!