Final Act, la banda que se gestó en las tablas de un teatro

El grupo, integrado por cinco estudiantes, acaba de lanzar su EP “Viento y Aire”
|

Su nombre es Final Act porque la mayor parte de la banda formaba parte de un grupo de teatro ubicado en Monte das Moas y comenzaron a tocar hace dos años en los locales de ensayo que el Ayuntamiento tiene en el Coliseum. Gracias a ganar un concurso organizado por estos locales, el grupo viene de lanzar su primer EP, “Viento y Aire”, que ya está en las plataformas digitales y a la venta en tiendas como La Galleta.


Raúl Sánchez, guitarrista de la banda, señala que nacieron en 2019 y desde el primer momento se unieron a los locales del Coliseum, a cuyo personal quieren agradecer toda la ayuda prestada. “El apoyo que nos ha dado el Ayuntamiento y el personal del Coliseum todo este tiempo es muy importante”, indica Sánchez.


Concurso en el confinamiento

Durante el confinamiento, los locales de ensayo promovieron un concurso musical en el que los integrantes de las bandas usuarias elaboraron sus propios vídeos tocando. “Ganamos y el premio era grabar un EP, una gran oportunidad. El pasado enero lo grabamos en los propios locales del Coliseum y salió publicado en octubre. Son seis temas”, dice Sánchez, quien añade que tienen influencias variadas, desde el rock y el blues –Eric Clapton, Jimi Hendrix– hasta el indie rock y el pop –Billie Eilish–.


Los componentes de Final Act son Raúl Sánchez –guitarra–, Lucía Cuenca –voz–, Tomás Rodríguez –bajo–, Daniel Gómez –guitarra– y Antón Liñares –batería–. Los tres primeros formaban parte del grupo de teatro El Telón de Aquiles y decidieron darle forma al grupo buscando a otros dos componentes. A pesar de que las tablas los unieron, ninguno continúa a día de hoy actuando: “En mi caso lo dejé para centrarme en los estudios en 2º de Bachillerato, pero no descarto retomarlo”, apunta Sánchez.


Final Act confían en que su agenda se llene de conciertos en 2022 y revelan que pronto llevarán sus canciones al pub Clavicémbalo de Lugo. “Estamos deseando dar conciertos”, concluye el guitarrista.

Final Act, la banda que se gestó en las tablas de un teatro