Una línea directa de bus unirá la plaza de Pontevedra y Marineda City el próximo año

El bus de la línea 11 circuló durante unos meses por la avenida de Arteixo | patricia g. fraga
|

La última parte del año está resultando agitada para el Ayuntamiento, que ha visto cómo se ponen en pie de guerra los vecinos. Los de Os Mallos protagonizaron una sonada protesta por el cambio de una parada de la línea 11, de la avenida del mismo nombre a la de Arteixo. El Gobierno de Inés Rey aseguró que era solo un experimento y la devolvió a su lugar original, pero sin duda, ha supuesto un retraso en los planes de reforma de las líneas de bus, que no podrá poner en marcha hasta el año que viene. El primer paso sería una nueva línea directa que uniría la plaza de Pontevedra con Marineda City.

Preguntado al respecto durante su visita en el roadshow que acoge O Parrote este fin de semana, el concejal de Movilidad, Juan Díaz Villoslada, señaló que quieren “hacer una línea más rápida”, dado que existe una gran demanda de viajeros a esa gran superficie comercial. Cambiar la ruta de la línea 11 para que transcurriera por la avenida de Arteixo parecía satisfacer esta demanda, pero la oposición vecinal frustró ese intento. “Siempre es un equilibrio complejo”, confesó Villoslada. Al crear una línea directa, se ahorran estas protestas, aunque es inevitable que surjan cuando se trata de modificar algo tan sensible como es el mapa de líneas del autobús urbano. 


El Ayuntamiento introducirá los cambios mas importantes en los pliegos de la nueva licitación 



Conviene recordar que, en el anterior mandato, el concejal de Movilidad, Daniel Grandío, prometió repetidamente que llevaría a cabo una amplia reforma de las líneas de bus, pero nunca se materializó. Aunque técnicamente, el problema está estudiado, resulta obligado mediar con los vecinos e informarles de los cambios, y es muy difícil convencerlos de las bondades de cualquier cambio, sobre todo cuando este consiste en reducir el número de paradas de bus, como insinúa Villoslada.



Más distancia entre paradas


“La ratio normal es que una parada de bus se encuentre a unos 250 o 300 metros de la otra y muchas líneas de la ciudad tienen paradas muy cerca las unas de las otras y eso va contra la eficiencia de la línea”, explicó el concejal de Movilidad. A veces, la parada se encuentra separada por cien o 150 metros.

Actualmente, el Ayuntamiento se halla en conversaciones con la Compañía de Tranvías para llevar a cabo su proyecto de línea lanzadera plaza de Pontevedra-Marineda City, la mejora de las conexiones de Novo Mesoiro Y Someso, además de reforzar la línea 14. Esos tres puntos condensan las mejoras en el mapa de líneas para este mandato. Villoslada descarta cambios radicales que causan demasiadas molestias a los vecinos.


El refuerzo de la 14 y la mejora de las conexiones con Novo Mesoiro y Someso son dos medidas pendientes




A final de la concesión


Para contemplar las modificaciones más importantes habrá que esperar a que se licite la nueva concesión de buses. Actualmente, hay varios asuntos judicializados, aunque se despejó el plazo máximo de vigencia de la actual concesión de Tranvías (2024) y la reducción de tarifas (que el TSXG dijo que no es correcta y que el Ayuntamiento no ha decidido si va a recurrir).

Movilidad prepara unos pliegos que incluyen el cambio completo de flota (incluido la electrificación) y los ajustes más profundos. Hasta entonces, las mejoras serán puntuales. 

Una línea directa de bus unirá la plaza de Pontevedra y Marineda City el próximo año