El Deportivo Juvenil barre al Maccabi Haifa en otra noche para el recuerdo

Los jugadores del Deportivo celebran la victoria con una piña sobre el césped de Riazor | Foto: Javier Alborés
|

¿Dónde tiene el techo de esta generación de futbolistas? El Deportivo Juvenil volvió a dejar boquiabiertos, esta vez a un total de 12.189 aficionados que asistieron Riazor (quinta mejor marca en la historia de la UEFA Youth League), con una nueva demostración de talento, creatividad y carácter al golear con autoridad al Maccabi Haifa (5-1) en la ida de la segunda eliminatoria de la competición continental.

Manuel Pablo apenas hizo cambios respecto al once presentado ante el Pogoń Szczecin. Mario entró en el doble pivote en lugar de Seydiba, Quique Teijo sustituyó en el lateral derecho a Nacho Díaz y Yeremay ocupó el puesto del lesionado Víctor Guerra en la banda derecha. Un 1-4-2-3-1 de manual para tratar de romper el rocoso 1-5-3-2 que planteó el conjunto israelí.


12.189 ESPECTADORES
Riazor presentó la quinta mejor marca en la historia de la Youth League


En uno de los primeros ataques del Deportivo, la sociedad de la banda derecha Yeremay-Teijo ya evidenció de lo que sería capaz minutos más tarde. El lateral habilitó al primer toque al extremo, que recortó y probó con la zurda.

Poco después, una vez que el Depor se asentó en campo contrario, llegó el primer zarpazo de la noche. Yeremay cedió atrás a Quique Teijo y el lateral puso un centro con música que Nájera, el eterno llegador, cabeceó abajo, donde más le duele a los porteros. 1-0 y primer estallido de la grada.



Ajustes visitantes


El Maccabi no tardó en cambiar el plan y pasar a un 1-4-3-3. La modificación táctica hizo mejorar al club israelí, que hasta ese momento había estado a merced de la rápida circulación de balón blanquiazul.

Khalaili protagonizó el primer disparo visitante con cierto peligro en el minuto 23 y poco después Dani Barcia, inconmensurable durante todo el choque, se la jugó en el área con una entrada que desbarató un peligroso contragolpe del Maccabi. Acto seguido, Shedo hizo trabajar por primera vez a Brais, que blocó su chut con seguridad, y el Deportivo logró frenar la tímida mejoría visitante.



INSUFICIENTE
El Maccabi Haifa marcó su gol en el único error que cometió el Deportivo 



En ese momento apareció de nuevo Yeremay. El equipo blanquiazul necesitaba mantener la posesión para calmar el juego y el canario puede pasarse un minuto entero haciendo amagos, fintas y todo tipo de engaños para esconder el cuero al rival.

El Depor se había vuelto a hacer con el control del partido aunque Brais mostró su valentía en un par de delicadas salidas por alto. Esas dos acciones fueron la antesala de una nueva clase de gambeteos de Yeremay. El canario recibió el balón en el área y no se puso nervioso. Paró el tiempo y Guri picó el anzuelo. El lateral metió el pie y en ese momento Yeremay le escondió el esférico. Penalti y lanzamiento a la escuadra del ‘11’.




Golazo de Teijo


La segunda mitad también empezó con fiesta en Riazor tras un jugadón de Quique Teijo. Rompió a Guri y Otachi y fusiló por bajo a Salkind. El Maccabi había hecho un par de cambios en el descanso pero no encontraba la fórmula para parar a un Depor desencadenado que hizo el cuarto en una contra conducida por Noel y culminada por el eléctrico Mella.

El partido se convirtió en un eterno rondo con Mario, Rubén y Yeremay llevando el tempo del juego a su antojo. Nájera pudo hacer el quinto tras un rechace del portero israelí y el árbitro le perdonó otro penalti al Maccabi tras otra fantasía de Yeremay, que recibió la amarilla por un supuesto piscinazo.

Hugo Padín también estuvo a punto de marcar pero salvó un defensa sobre la línea, Mario remató arriba una falta ensayada con Yeremay e incluso Manu Rivas probó suerte en dos disparos consecutivos que despejó un Salkind pluriempleado. La ‘manita’ parecía cuestión de tiempo y, sin embargo, llegó el gol visitante en un error en la salida de balón de Rubén. Khalaili le cedió el balón a Elmichly y no falló. Zurdazo raso a la cepa del palo, imposible para Brais.

Ni siquiera el tanto israelí apagó el jolgorio en las gradas, ya que un minuto después por fin llegó el quinto del Deportivo con un voleón de Hugo Baldomar tras un pase por alto de Pablo Trigo. El broche de oro a otro partido para enmarcar para un equipo que ya tiene una buena galería de imágenes para el recuerdo y que el 8 de diciembre tratará de cerrar su pase de ronda en Israel para seguir adelante en esta ilusionante competición. 

El Deportivo Juvenil barre al Maccabi Haifa en otra noche para el recuerdo