El hombre que no se moja aunque diluvie

Abel y Gonzalo, los dos caballeros | aec
|

Abel Caballero además de ser el rey del led tiene el don de que cuando llueve no se moja. Lo demostró durante la campaña de las primarias de su partido, que se declaró Suiza y se negó a dar su apoyo a su sobrino o al otro candidato, y a la postre ganador, Valentín González Formoso. Pero es que ahora que ya hay un resultado, sigue en sus trece de no decir ni pío sobre el proceso electoral en su formación y se limitó a asegurar que su partido es su ciudad, es decir, Vigo. Pues eso, que ya puede diluviar que las gotas lo esquivarán como si fuera de aceite. Y no estaría mal que como uno de los hombres de mayor peso del PSdeG explicara qué le parece que su sobrino Gonzalo siga empeñando en atrincherarse en el Parlamento y ponérselo todo lo difícil que pueda a Formoso para tomar el control del partido que le otorgó la militancia. Está claro que Caballero (Gonzalo) no tiene muy claro el modo en el que se deben asumir las derrotas.

El hombre que no se moja aunque diluvie