Abarrote en Betanzos para adquirir flores y productos otoñales en la feria de Todos los Santos

Cientos de personas pasearon por la plaza Irmáns García Naveira y aledaños | l.t.
|

La tradicional feria de Todos los Santos, la más importante del año en Betanzos junto con la del Primero de Mayo y la de Año Nuevo, contó ayer con una amplia convocatoria de público, especialmente conforme avanzó la mañana.


El buen tiempo acompañó en el tramo matinal y la plaza de O Campo se llenó del bullicio habitual en este día, donde los productos otoñales y las flores fueron protagonistas. Castañas, nabizas y carnes para elaborar cocido se llevaron la palma, aunque también los crisantemos de Difuntos para colocar en las tumbas de los seres queridos.


A pesar de que la pandemia ha modificado algunos hábitos de la sociedad –aunque la estabilidad de las últimas semanas ha ayudado a ser más optimistas–, ayer muchos mantuvieron intacta su costumbre de pasear por la feria y tomar el vermú en el casco histórico local, una estampa repetida los días 1 y 16 en Betanzos.


La gran acogida de la feria se notó, especialmente, en los accesos al municipio y en los aparcamientos.


Carácter ancestral

Esta feria de Todos los Santos, al igual que las del resto del año, salvando las lógicas consecuencias del progreso, conserva cierto carácter ancestral, apuntan los betanceiros.


La plaza Irmáns García Naveira se llena de tenderetes donde se comercia con productos frescos, hierros, paños, sellas, plantas, semillas, cerámica y otros artículos. Junto con las calcetas de invierno, se mantiene un mercado nativo de interés etnográfico que ha ido desapareciendo con el avance de los tiempos.


Aunque los cambios en las costumbres, en los sistemas productivos y mercantiles han llevado a muchos a plantear la oportunidad de alguna modificación en el calendario de ferias y mercados, Santos pone de manifiesto que, como el Primero de Mayo, sigue siendo un revulsivo para la economía del área brigantina.

Abarrote en Betanzos para adquirir flores y productos otoñales en la feria de Todos los Santos