Los tanatorios ya trabajan de forma similar a antes del covid y ofrecen nuevas alternativas

La tecnología inmersiva trae más opciones para despedir a un ser querido | AEC
|

Después de un 2020 absolutamente atípico también en lo relativo a los servicios funerarios, con entierros con una asistencia muy reducida y despedidas de seres queridos en condiciones inimaginables antes de la pandemia, la normalidad también empieza a recuperarse en este aspecto.

Los servicios funerarios y los tanatorios ya funcionan de una manera muy similar a tiempos previos a la pandemia. Y en Albia, dentro del marco propio del Día de Difuntos, ofrecen una manera especial para despedir a un ser querido, utilizando la tecnología inmersiva.



Despedida especial


El proyecto consiste en la adaptación de las salas de despedida, convirtiéndolas en espacios inmersivos en los que se proyectan vídeos de paisajes animados con distintas temáticas (mar, bosque, universo y montaña), creando así una atmósfera acogedora, cercana y familiar.

“Esta experiencia, que funciona desde junio, ha servido a todas las familias para mejorar un momento tan delicado, contribuyendo con ello a acompañar en los primeros pasos del duelo”, explica Elena González, supervisora de Negocio de Albia en Galicia, que es consciente de que siempre se trata de una situación delicada.

“Hemos acompañado a más de quinientas familias cuya despedida final ha sido la cremación, de ellas, aproximadamente un 90% han elegido la experiencia inmersiva como acto de despedida y el porcentaje de satisfacción generado con el servicio es del 92%", añade. 

Los tanatorios ya trabajan de forma similar a antes del covid y ofrecen nuevas alternativas