La distribución de las luces de Navidad vuelve a generar malestar entre el sector comercial

Luces de Navidad instaladas en la avenida de Oza | patricia g. fraga
|

Los comerciantes vuelven a estar descontentos con la distribución de las luces de Navidad, pero, sobre todo, con la gestión a la hora de tratar este tema con el propio sector. Si bien la instalación de los ornamentos todavía está en fase inicial, ya se puede intuir desde hace semanas cuáles son las calles que contarán con luces. Previo a esto, la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC) fue citada por técnicos de Comercio del Ayuntamiento para escuchar sus propuestas, pero estas no iban dirigidas al área de Comercio ni de Infraestructuras, como en los últimos años. “Alcaldía es quien lleva el tema de las luces ahora y le hicimos llegar nuestras solicitudes”, asegura el tesorero de la FUCC, Abel Caballero.

Entre propuestas de la propia federación y otros barrios, lo que la asociación solicita, ante todo, es “que el Gobierno local se reúna con las 16 entidades comerciales que hay en la ciudad, ya que es necesario conocer de primera mano qué calles necesitan de alumbrado”. Desde este encuentro, no han recibido noticias del Consistorio y la instalación de los ornamentos ya está en marcha.

Para el tesorero de la FUCC este “desinterés” es preocupante, ya que “no nos podemos olvidar de cómo y para qué nacen las luces de Navidad en las calles, y esto fue por un reclamo comercial. No puede ser que las asociaciones comerciales no tengan nada que decir en el plan del Ayuntamiento. Tenemos que estar en la mesa de negociación, porque de nada sirve poner las calles bonitas si no ayudas al comercio”, comenta. Para impulsar al comercio de proximidad de los barrios, desde la FUCC solicitaron que se instalen monumentos importantes de atracción turística en ellos. “Si, además de la bola de La Marina, pones otras en un barrio, no solo se impulsa al centro, sino que la gente va a acudir también a esa segunda bola”, concluye. 

La distribución de las luces de Navidad vuelve a generar malestar entre el sector comercial