Cómo sacarle partido a un ataúd

|

En Rusia parecen tener cierta querencia por las experiencias, digamos, peculiares. Ahí están los tampones empapados en vodka, cómo olvidarlos... Y ahora, mientras algunos nos conformamos con un rato de tranquilidad para pensar en nuestras cosas, ellos van un paso más allá y deciden voluntariamente echarse la siesta en un ataúd. Porque, dicen, les da una nueva perspectiva sobre la fragilidad de la vida, les permite reencontrase consigo mismos y, de paso, les rejuvenece. Da la sensación de que lo que hay es mucho pseudoterapeuta espabilado que ha encontrado la forma de darle un uso ilimitado a un féretro. FOTO: Un ataúd | efe

Cómo sacarle partido a un ataúd